Un escenario desafiante

La actividad frutícola ha evolucionado a nivel global, y se han incorporado nuevos actores e innovaciones tecnológicas. Frente al nuevo contexto y la realidad del mercado internacional, es indispensable un replanteo de la producción regional.

26 ago 2018 - 00:00

En la década del 60/70 prácticamente nadie vio venir la explosión de producción de manzanas de Chile y Brasil y últimamente tampoco se tuvo en cuenta el desarrollo de la fruticultura en Polonia convirtiéndose estos tres países en actores principales a nivel mundial.

En agosto del año 2014, Rusia impuso un bloqueo a los productos frutihortícolas de la Unión Europea en respuesta al bloqueo europeo solidario con los Estados Unidos. Esto fue el inicio de una política de auto abastecimiento de esos productos por parte de Rusia y sus aliados o países amigos, ex participantes de la Federación Rusa y otros de cercanía.

Rusia es el principal importador de manzanas provenientes tanto de la Unión Europea como del Hemisferio Sur, y este bloqueo influyó sobre las cantidades importadas de ese producto. Países como Bélgica o Italia, posiblemente nunca vuelvan a exportar las cantidades previas al bloqueo una vez que este se levante. Por ese motivo estos países europeos buscan enviar manzanas a otros destinos previamente no tenidos en cuenta. Esto último afecta a las exportaciones de países como Argentina, que se encuentran con una mayor competencia en países como los del norte de África.

En los últimos años se han incrementado notoriamente las plantaciones de frutales, especialmente manzanas, tanto en Rusia como en otros países como Bielorrusia, Uzbekistán, Kazajistán, Azerbaiyán, Georgia, Ucrania, Armenia, Serbia o Moldavia, y se ha incorporado tecnología proveniente de Europa occidental.

Como ejemplo de este crecimiento se estima que Uzbekistán estará produciendo para el 2020 alrededor de un millón de toneladas de manzanas, por lo que además de abastecer su mercado interno necesitará exportar parte de su producción.

Por ejemplo en Rusia, el gobierno está otorgando prestamos y subsidios de hasta u$s 3.000 por hectárea para favorecer las plantaciones de frutales, en el caso de Georgia el gobierno cubre el 70% del costo de implantación.

Las variedades plantadas principalmente son Golden Delicious, Gala, Red Delicious, y las plantas provienen principalmente de Bélgica, Italia y Polonia, como así también la tecnología de plantación, maquinaria, instalaciones de empaque y frigorífico y asesoramiento técnico.

Las plantaciones modernas copian el modelo del norte de Italia, que consiste de plantas preformadas sobre portainjerto EM9, con un marco de 3-3,5 m de calle por 0,9 a 1 m entre plantas, fertirriego automatizado por goteo, malla para golpe de sol y antigranizo y ,donde es necesario, riego por aspersión para el control de heladas. Asimismo se incorpora maquinaria necesaria para poda mecánica y raleo mecánico, y el uso de plataformas para ayuda en todas las labores como poda, raleo, cosecha.

En varios de estos países, los costos de mano de obra son muy inferiores a Europa occidental, por lo que el cultivo de manzanos es altamente rentable, calculándose una ganancia de 10 centavos de euro por kilo

Por otro lado en Europa occidental cada vez más, se impone el consumo de productos de cercanía, o sea se privilegia la producción local por lo que es necesario apuntar a productos diferenciados mediante producciones orgánicas, biodinámicas y agricultura regenerativa.

Asimismo se imponen nuevas variedades producidas en forma de club con exclusividad, por ejemplo en Estados Unidos la variedad mas plantada desde el año 1999 es Honeycrisp, llegando en la actualidad a 9.500 ha sobre un total de 72.500 ha, y últimamente es la variedad WA38/Cosmic Crisp la variedad mas plantada.

El panorama descripto a nivel internacional, hace necesario una discusión profunda sobre cuál será el posicionamiento de nuestra fruticultura ante este nuevo escenario.

Dato
u$s 3.000
por hectárea, los préstamos y subsidios que otorga Rusia para fomentar la plantación de frutales.
Los países de Europa oriental cuentan con un costo de mano de obra menor, subsidios a la producción y han incorporado nuevas tecnologías.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.