Pymes en la Bolsa de Comercio

El volumen de cheques pago diferido subió 70% en enero

Uno de los canales más dinámicos que aparecen en el mercado de capitales local, más precisamente en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, es la negociación de los cheques de pago diferido. Constituye una operatoria sencilla y transparente. Este sistema le permite a quien tiene a su disposición cheques a 90, 120 o hasta 360 días, propios o de terceros, adelantar su cobro vendiéndolos en la Bolsa. Al mismo tiempo, quien posee fondos líquidos puede invertir para comprarlos a cambio de una tasa de interés a futuro y un riesgo que, si bien es superior al de un depósito a plazo fijo, se mantiene relativamente acotado. Las empresas venden día a día sus cheques de pago diferido (CPD) como una forma de obtener liquidez. En enero del 2011 alcanzó un volumen de 83 millones de pesos. El 2012 tuvo un arranque de temporada mejor. Basados en la información difundida por el Instituto Argentino de Mercado de Capitales, el volumen total negociado en enero en cheques llegó a 145,8 millones de pesos, lo que representa una suba interanual del 70%. El principal atractivo para los inversores es que la tasa de interés promedio que pagaron los “cheques patrocinados” (los que no tienen garantías) se ubicó en 24,3% anual, mientras que la de los “cheques garantizados o avalados” llegó al 16,8%. Las tasas de ambos segmentos disminuyeron respecto del último mes del año pasado. El plazo promedio operado se ubicó en los 119 días, el que disminuyó en ocho días respecto de diciembre del año pasado. Los CPD fueron el principal instrumento de financiamiento al que recurrieron las pymes durante el primer mes del año.


Comentarios


Pymes en la Bolsa de Comercio