Pymes: Vaca Muerta exige vencer el miedo al cambio cultural

El programa de Mejora Continua brinda herramientas para ajustar procesos que permiten bajar costos. Uno de los desafíos es profesionalizar las empresas familiares.



La semana pasada se realizó en Neuquén el primer encuentro regional de Mejora Continua, organizado por el Centro Pyme. A través de la presentación de experiencias reales de grupos de mejora, casos prácticos, proyectos, investigaciones, actividades interactivas y conferencias, la actividad buscó difundir las mejores prácticas para las empresas.

La mejora continua es una filosofía que busca adaptar diferentes metodologías para que las empresas ajusten sus procesos internos y que eso se vea reflejado en la disminución de sus costos, en la calidad del trabajo y en el menor tiempo de respuesta a los clientes.

“El encuentro superó nuestras expectativas. Participaron cerca de 150 empresas, no sólo de Neuquén y Río Negro sino también de otros puntos del país como Córdoba y Bahía Blanca”, precisó Analía Romero, coordinadora del programa de Desarrollo de Empresas del Centro Pyme.

Comentó que en general las pymes son reacias a implementar cambios porque creen que conllevan una inversión importante. “Por eso expusieron cuatro empresas que mejoraron sus costos aplicando estas herramientas y se dieron cuenta que es algo factible. Justamente lo bueno de la mejora continua es que se puede implementar en empresas de cualquier rubro”, explicó.

Tornería El Pampeano, el sector panadería de la Cooperativa Obrera, Hidromec y Pecom Servicios de Energía fueron las empresas que expusieron sus casos. Entre las asistentes, la mayoría fueron empresas de servicios petroleros. “Por lo que ha generado Vaca Muerta, la mayoría tiene implementadas normas de calidad como una exigencia de las operadoras. Procuramos que el resto lo haga por iniciativa propia porque a la larga van a resultar beneficiadas”, señaló Romero.

Desde el Centro Pyme se brinda asistencia técnica a través de una red de consultores externos para que las empresas mejoren sus procesos de calidad, seguridad, medio ambiente y gestión administrativa. El organismo financia el 50 por ciento de los honorarios, y hace un seguimiento y una validación con un tutor de consultores.

“Con algunas empresas hay que empezar de cero porque no tienen en claro qué es un procedimiento, carecen de una política empresaria y muchas veces no saben medir sus indicadores o directamente no los tienen. En general este tipo de procesos lleva aproximadamente un año de trabajo”, comentó Romero.

Explicó que las metodologías son fáciles y algunas son de resultados inmediatos pero “requieren de un cambio de conducta”. Puso como ejemplo a las empresas familiares, acostumbradas a una forma de funcionar durante años que cuesta cambiar. “No queda en claro hasta dónde llega la familia y hasta dónde la pyme, no dejan registros y es difícil saber cuánto facturan o cuál es la ganancia anual”, indicó.

Romero indicó que este primer encuentro sirvió para sondear el interés de las empresas e intentar formar un equipo de trabajo. “La idea es crear un ecosistema para mejora continua con las diferentes organizaciones de la región que venían trabajando en forma separada, como el INTI, Centro Pyme, IRAM y la Facultad de Economía de la Universidad Nacional del Comahue”.

Juan pablo grigioni

jpgrigioni@yahoo.com.ar

El Centro Pyme cuenta con una red externa de especialistas para las consultorías. Desde el organismo ofrecen cubrir el 50% de los honorarios.

¿Qué es la Mejora Continua?

Una decisión estratégica

La sociedad Argentina Pro Mejora Continua (Sameco) participó activamente en el primer encuentro regional de Mejor Continua que organizó el Centro Pyme de Neuquén. Oscar Fernández, integrante de la comisión directiva de Sameco, fue jefe de producción de una empresa petroquímica y coordinó más de 20 grupos de mejora.

“Cuando una empresa resuelve tener un sistema de gestión y comenzar a transitar el camino de la mejora continua es fundamental que los directivos estén convencidos de que ese es el camino y se convierta en una decisión estratégica. El secreto está en el involucramiento y el seguimiento”, señaló.

El especialista consideró que pasados los meses de concientización y capacitación “se pueden implementar algunas técnicas con resultados en el corto plazo” y que el resto dependerá de las metas que se plantee cada empresa. “Si se pretende tener un sistema de gestión los costos son bajos, si se quiere certificar normas habrá que invertir algo más, pero siempre será poco en función de los beneficios”, aseguró.

Fernández indicó que en los últimos años “la presión de las grandes empresas sobre sus proveedores y los diversos programas que se han implementados desde organismos del Estado y las universidades han generado un gran avance, estamos bastante bien con respecto a otros países”.

Datos

El Centro Pyme cuenta con una red externa de especialistas para las consultorías. Desde el organismo ofrecen cubrir el 50% de los honorarios.

Comentarios


Pymes: Vaca Muerta exige vencer el miedo al cambio cultural