¿Qué pasará con La Pampa?



La demorada resolución unificará a Río Negro y la Patagonia Sur en un región única de movimiento de ganado y carnes.

Hoy, existen aún restricciones. Recién el año pasado, Senasa autorizó a trasladar animales de Patagonia Norte A (gran parte de Río Negro) hacia cierta regiones rionegrinas –como Bariloche– y exclusivamente para su faena inmediata.

Aquella apertura alentó la presente liberación total, mas allá que se generó por una fuerte presión para ofrecer ganado en pie a los asfixiados frigoríficos de ese región excluida.

La Pampa no ha sido neutra en esta instancia por el ingreso de su asado con hueso plano para Río Negro y las otras provincias, lo cual, exigiría flexibilizar la barrera del río Colorado.

El Senasa admite que no hay razones sanitarias para oponerse a esa decisión y, últimamente, se asegura que ese organismo avanzaría en ese camino.

El gobernador Carlos Verna no dudó en su objetivo y, hace algunas semanas, cargó contra el ministro Martín, argumentando su oposición contra el ingreso de carne pampeana en un interés personal porque es propietario de un feedlot en Río Colorado.

Río Negro ya no estará solo en la resistencia contra la pretensión de La Pampa cuando se unifique esta región patagónica.


Comentarios


¿Qué pasará con La Pampa?