Qué pasó con las personas que tomaron remedios truchos

El Colegio de Farmacéuticos entregó 40 denuncias en los últimos días. Los riesgos para los pacientes.



La investigación judicial sobre la mafia de los medicamentos desenmascaró un entramado en el que figuran funcionarios del área de Salud, laboratorios, obras sociales que parece terminar en el triple crimen de General Rodríguez.  

La adulteración de medicamentos dejó en evidencia que el negocio es millonario. Pero ¿Qué ocurre con los pacientes que los ingirieron?


Hasta el mismo ministro de Salud provincial, Claudio Zin reconoció que la falsificación de medicamentos es “un delito internacional”. “Pero acá parece que se hace con más saña que en otros lugares. Está en riesgo la vida de la gente”, agregó. 

Aún se desconoce la cantidad de pacientes que han sido víctimas de esta mafia, y de qué forma repercutió en su salud la ingesta de este tipo de medicamentos falsos que, según especialistas, pueden provocar la muerte.

En diálogo con 24CON, la médica ginecóloga, ex miembro de Asociación lucha contra el Cáncer (ALCEC), Silvina Witiz, expresó: “Es como que hubiesen tomado agua. El profesional se puede dar cuenta de los efectos de su paciente si sigue con los mismos síntomas y no mejora. Pero a veces pudo haber pensado que fue él el que recetó mal”.


Asimismo, agregó: “Toda la comunidad médica está indignada, una cosa es fabricar un medicamento y ganar plata y otra cosa es jugar con la vida de los pacientes”. 

A través de la investigación judicial que lleva adelante el juez federal Norberto Oyarbide, se detectó que varios remedios caros, utilizados para tratamientos para combatir el sida, cáncer, hemofilia o trasplantes, “han sido falsificados y adulterados, cambiando número de lote y fecha de vencimiento. Se han revendido después de comprados en licitación, fraguado los troqueles e imitado recetas”, tal como explica en un comunicado el Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires, lugar que recibió 40 denuncias en menos de dos semanas, y que las puso a disposición de la Justicia. 


Según los últimos datos relevados, en el país mueren alrededor de 21.800 personas por causas relacionadas a la ingesta de medicación. “Sea de sobredosis, por tomarlos o no, por todo lo relacionado al consumo”, expresó Peretta. Uno de los casos más recordados es el de Yectafer, ocurrido en 2004, cuando fallecieron 3 personas y resultaron damnificadas más de 30 al ingerir la droga. Tras analizar el producto, habían detectado dosis con tres veces más de hierro del que debía.  



Comentarios


Qué pasó con las personas que tomaron remedios truchos