Qué piensan de economías regionales los candidatos

Competitividad, cepo y retenciones, temas centrales.



#

La fruticultura regional siente el rigor de la economía actual. Las exportaciones están en crisis.

Archivo

BUENOS AIRES (ABA).- Referentes de Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa, los tres candidatos con más posibilidades de llegar a la Casa Rosada, hablaron sin tapujos sobre las medidas que tomarían los mismos en materia de economías regionales.

Lo hicieron al cierre de la jornada organizada por Copal (entidad que integran unas 30 Cámaras de la Industria de Comidas y Bebidas) que se llevó a cabo en la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA) en Puerto Madero.

El presidente de la Fundación Pensar (think tank del Pro) Francisco Cabrera, destacó que de alcanzar Macri la presidencia quitaría las retenciones a las economías regionales y sólo dejaría las aplicadas a las exportaciones de soja que se irían sacando en unos años.

Cabrera hizo hincapié en una rápida salida del cepo cambiario.

En relación a las economías regionales, el dirigente macrista consideró prioritario resolver el tema logístico poniendo en funcionamiento trenes de carga, mejorando la hidrovía y la inversión en infraestructura.

Por su parte, Sergio Woyecheszen coordinador de DAR (centro de estudios a cargo de Pepe Scioli) puso de relieve la necesidad de conservar el modelo productivo. “Es necesario que no caiga la producción y el consumo para impulsar las reformas que impacten en la competitividad”, disparó el asesor de Daniel Scioli.

Para Woyechezsen es un facilismo prometer la abolición de retenciones y el ROE en 38 economías regionales tan diversas. “Ustedes saben que hubo compensaciones para varias actividades que no llegaron al productor”, dijo Woyechezsen a los empresarios.

“En peras y manzanas –agregó– muchos productores pierden por la comercialización; la actividad frutícola se puede duplicar por inversión en tecnología sin que tenga que ver con las retenciones”.

Con ambos confrontó Aldo Pignanelli, economista con alto perfil del massismo. Coincidió con Cabrera en la cuestión retenciones, estimando prioritario bajar el déficit fiscal que este año llegaría al 6,5 % del PBI (en 2007 había un superávit de 7 puntos).

Para Pignanelli es tan relevante adecuar el tipo de cambio al punto de recordar que cuando fue titular del Banco Central en plena crisis de 2001 no quedando otra que poner retenciones un par de empresarios le dijeron: “Si mejoran el tipo de cambio, nos bancamos retenciones del 20”.

Poniéndose en un plano intermedio respecto a la paridad cambiaria, el asesor del Frente Renovador agregó que es partidario de un dólar libre, pero administrado por el Banco Central y catalogó de imperioso un “pacto fiscal” para hacer los cambios ya que ningún partido va a tener mayoría en el Congreso.

Tras escuchar en la mesa anterior a Gustavo Lazzari de Frigoríficos Cárdenas, decir que “pasar una bondiola de la Ciudad de Buenos Aires a la General Paz requiere más papelerío que el que se demandaba para cruzar el muro de Berlín”, Cabrera del Pro se comprometió a reducir burocracia e impuestos. En el panel precedente, Lazzari al igual que Martín Cabrales –de la exportadora de café de su apellido– habían coincidido en que la actividad económica está abrumada por impuestos que “se implementan para un año y nunca se quitan”. Pignanelli dijo que en líneas generales coincidió más con la visión del exponente del Pro que con el sciolista dado el “desastre en la provincia de Buenos Aires”, a lo que el representante del Frente para la Victoria respondió que es injusto dados los recursos que le asignaron a la administración bonaerense en relación a los gastos.

Woyecheszen definió al actual momento como “bisagra”; se refirió a metas: duplicar PBI, bajar la pobreza al 5 % y la informalidad al 15. Consideró que el “talón de Aquiles” son las restricciones externas por lo que hay que ir hacia una macro que recree la demanda. (ABA)

Elecciones 2015


Comentarios


Qué piensan de economías regionales los candidatos