Quedaron en libertad los últimos dos sospechosos

Se trata de un joven de 18 años y una muchacha de 19. Estaban en calidad de demorados y sus abogados habían presentado una exención de prisión. El juez ordenó que quedaran libres.

#

María Fernanda Paillaleo estaba demorada desde el domingo a la tarde y ayer a la mañana recuperó su libertad.

ROCA (AR).- La investigación por el crimen del taxista Roberto Cesari (58), quien había desaparecido el miércoles de la semana pasada y su cuerpo fue encontrado semi sumergido en un desagüe el domingo, se quedó sin detenidos. Ayer recuperaron su libertad Wálter Arriagada (18) y María Fernanda Paillaleo (19), luego que el juez Rubén Norry analizara los pedidos de exención de prisión presentados por los abogados Darío Sujonistzky y Gustavo Viecens, defensores respectivamente de los hasta ayer demorados.

Ambos recuperaron la libertad alrededor de las 10, mientras que desde las 17.30, se hizo una pericia odorífica (reconocimiento de olores), con perros entrenados llegados desde Viedma.

La diligencia de ayer consistió en poner en recipientes las gasas con los olores que fueron extraídos de las butacas del taxi de la víctima, de la palanca de cambios y del asiento trasero.

En otro recipiente más alejado, se puso una muestra con olores de Arriagada. La pericia consiste en que los perros -uno por vez- olfatean los olores en este caso del taxi, y luego lo comparan con el del sospechoso. Si el olor llega a ser el mismo, el perro se sienta frente al recipiente que tiene los olores del sospechoso. Sin embargo, la prueba realizada ayer dio negativa en el caso de Arriagada, por lo que la acusación que pesa en su contra, es sólo los dichos de un menor de edad y que hasta ahora no fueron ser confirmados con ningún otro elemento de prueba.

Como los canes necesitan descansar el olfato después de realizar una pericia de este tipo, se dispuso realizar la misma diligencia con muestras de María Fernanda Paillaleo hoy a las 17. Tal como ocurrió ayer, la misma se hará en instalaciones de la Unidad Regional Segunda.

Ayer, el tránsito vehicular en la esquina de la Regional estuvo cortado durante más de una hora. "Se toma una medida como esa para evitar que los ruidos del tránsito puedan distraer a los perros. Incluso, quienes presencian la pericia -policías, abogados, fiscales y juez- deben quedarse quietos y con los teléfonos celulares apagados. También se corren las cortinas de los ventanales, ya que se puede dar el caso que los perros relacionen tonalidades de las muestras", indicó ayer una fuente allegada a la investigación.

Quien permanece detenido, es Néstor Fabián Guarda. Pero a pesar que se lo investiga en este hecho, su detención se debe a su condición de evadido de la alcaidía de esta ciudad. A diferencia de los restantes sospechosos que permanecieron demorados en comisarías de la ciudad, Guarda está alojado en el pabellón 4 de la cárcel.

Ayer, manifestó su inocencia con respecto al crimen de Cesari a través de una carta que hizo llegar a este medio.

"Mi verdad es que soy totalmente inocente de lo que se me acusa. Han dado a conocer como que nosotros somos los autores de algo que jamás hicimos y que jamás haría. Incluso, la mayoría de las pericias que nos hicieron por intermedio de la justicia han dado negativas", señaló Guarda.

El hermetismo que se impuso en la investigación desde los últimos días, se mantuvo ayer. No se habrían realizado más allanamientos, aunque escuetamente se informó que "estamos trabajando en la calle".

Cesari desapareció el miércoles de la semana pasada a la madrugada, y su taxi fue hallado horas después en una cantera cercana a Barrio Nuevo. Su cuerpo fue encontrado sin vida por un familiar cinco días más tarde, en un desagüe que corre paralelo a la ruta "Chica", entre el puente de la ruta 6 y el acceso a J.J. Gómez.

Por el caso estuvieron detenidos seis sospechosos, cuatro de ellos hermanos, que fueron poco a poco recuperando la libertad.


Comentarios


Quedaron en libertad los últimos dos sospechosos