Quejas por roturas en el asfalto



El sector “Pasaje de la Amistad” es definido por los vecinos como “un verdadero desastre”. A las roturas ya existentes en el pavimento se sumaron otras, tanto que la gente hace malabares con los vehículos para sortear los pozos y baches. Una situación que alentó la impaciencia de quienes hoy están decididos a “no pagar el asfalto de la cuadra”.

Es un reclamo que lleva ocho meses ante las autoridades municipales y se publicó en esta sección hace un mes. Sin respuesta del Ejecutivo y con mayores quebraduras sobre la capa asfáltica, Fabián Nelson Pichún, dijo a “Río Negro”: “Decididamente nos quedamos sin intendente (…) los vecinos resolvimos que no vamos a pagar el asfalto de la cuadra, es realmente un desastre el estado en el que se encuentra”.

Pasaje de la Amistad está ubicado en el barrio Islas Malvinas a la altura de Catriel al 550, entre Gregorio Martínez, Elordi y Sargento Cabral del oeste de la ciudad. Con baches y roturas “crónicas” la lente fotográfica puso al desnudo la razón del malestar en los vecinos. Sobre todo porque se trata de una zona donde abundan calles pavimentadas durante los últimos meses.

Respecto del pésimo estado de la calle se refirió Pichún: “Parece que la han bombardeado. A la trinchera ya existente (porque eso no es un bache) se han sumado más roturas del asfalto por parte de gente del EPAS (3 en total en toda la cuadra)”.

Con todo, se descubre que transitar por esa arteria se transforma en un juego de sorteo de obstáculos: los baches se interponen a la normal circulación de los transeúntes, representan un peligro para el estado de los coches y atentan contra la seguridad de la barriada.

En rigor, los vecinos se quejan por el panorama desalentador que presenta el Pasaje y la desidia municipal ante el reclamo. “Hace más de un mes que hice la denuncia ante este distinguido diario y aún no hemos tenido respuesta”, indicó Pichún. Añadió que los vecinos están “realmente muy enojados con la situación” porque el intendente (Horacio Quiroga) solamente se ocupa de la avenida Argentina y la Plaza de las Banderas”. Una cuestión que motivó la negativa al pago del pavimento. (AN)

Pedido de veredas

Se trata de un pedido de asfalto y veredas en la calle Vintter, entre Mitre y Mazzoni, que ya cumplió un año. Sin respuestas ni soluciones, un vecino del sector, Osvaldo Goñi, fustigó al Ejecutivo municipal porque “nada se hizo y ahora estamos más completos…”. “Señor intendente el día 9-12-03 publiqué en este prestigioso diario una nota donde reclamaba el asfalto sobre Vintter, las veredas sobre el colegio de Mazzoni y el entubamiento del canal. Pues bien, nada se hizo y ahora estamos más completos: el una verdadera vergüenza que al club Independiente no se lo intime a limpiar la vereda de tierra sobre la intransitable calle Vintter”, expuso Goñi a esta sección. Indignado, el frentista se preguntó si “¿debemos sentirnos los que pagamos los impuestos en tiempo y orden como unos imbéciles?”, al tiempo que reclamó, nuevamente, la pavimentación de la arteria, para mejorar la calidad de vida y seguridad de los habitantes del barrio. (AN)

Un plano barrial para ciegos

Las diferentes barriadas constituidas a lo largo y ancho de la ciudad pueden ser conocidas hoy por ciegos y disminuidos visuales. Se trata de un plano de Neuquén que elaboró la municipalidad en conjunto con la Escuela Especial 7 y el taller de material didáctico de la Unidad Penitenciaria 9. A una jornada del día internacional de las personas con discapacidad, en esta ciudad los ciegos y disminuidos visuales tienen la posibilidad de conocer su barrio mediante un plano táctil. El mismo está expuesto -hasta el 10 de diciembre- en el museo Gregorio Alvarez. La muestra permanecerá abierta al público de 8 a 20, con charlas informativas de lunes a viernes, de 9 a 11 y de 15 a 17. (AN)

Cuatro cuadras de basura

Son cuatro cuadras de basura acumulada. Botellas, bolsas de residuos, papeles y hasta esqueletos de accesorios del hogar desfilan en el terreno contra todas las reglas de urbanismo y calidad de vida. La calle Necochea, entre avenida del Trabajador y Novella del barrio Hibepa, es la arteria perjudicada con el espectáculo de la basura antes mencionado. Una situación definida por los vecinos como”un foco de infección” librado a la desidia municipal. “Me gustaría que la municipalidad visite la zona y se encargue de retirar la basura” solicitó una vecina del oeste neuquino. (AN)

Suciedad

El piletón localizado detrás del Museo Paraje Confluencia dejó de ser un “espejo de agua” para transformarse en un reservorio de botellas, algas, bolsas de residuos y cuanta basura “vuele” en ese sector del Parque Central. “Es un asco… sucede que nadie se está ocupando de la limpieza de los espacios públicos por el paro de los municipales”, comentó Victoria a esta redacción. También puso el acento en los olores nauseabundos que se desprenden de la pileta “abarrotada de mugre por todos sus costados”. Y no es la única frentista que solicitó la limpieza de los espacios públicos. Otra vecina llamó para hacer público su pedido de cestos de basura en la avenida. (AN)

Abandonados

Un vecino, Leo Sánchez, llegó a esta redacción para expresar su preocupación por el mal estado en que se encuentran los perros albergados en la perrera municipal#, localizada en cercanías de Parque Industrial. “En épocas normales tienen una población inmensa de perros en estado deplorable, imaginate ahora que los municipales están de huelga. Los pobres perros no reciben higiene, ni agua, ni alimento”, señaló el Sánchez, preocupado por las condiciones de las mascotas. Explicó que él “sacó su perro de allí” y pudo observar en esa instancia cómo viven los perros. “Pienso en la angustia de esos perritos…”, concluyó el vecino. (AN)

Reclaman obras

Hace dos semanas la comuna anunció la pavimentación de la calle Cabellera del Frío del barrio Terrazas del Neuquén. Se cortó la calle para tal fin, pero hasta la fecha los trabajos “brillan por su ausencia”. Según el relato de una vecina, “se vio durante unas horas a topógrafos y agrimensores trabajar sobre el sector, pero nunca más”. Esto motivó la crítica de más de un frentista que espera con ansiedad la pavimentación. Otra de las preocupaciones de la gente está relacionada con el polvillo que surca el aire del barrio. Una situación que se originó después del movimiento de suelo. (AN)


Comentarios


Quejas por roturas en el asfalto