“Queremos hacer una Expo para toda la familia”

Para el dirigente, el encuentro en Paso Córdoba es una inmejorable oportunidad para mostrar todo lo que se hace en materia ganadera.

Entrevista: Luis Román, presidente de la sociedad rural del Alto Valle

La sequía lo arrimó hasta la Rural en algún momento del 2010, un sitio que por diversas circunstancias había frecuentado poco o nada. Así, terminó ayudando en la organización de la 1ª Exposición Ganadera Patagonia Norte B que se realizó al año siguiente.

Pasaron tres años de aquel primer paso y hoy Luis Román, por esas cosas del destino, terminó siendo el presidente de la Sociedad Rural del Alto Valle. Y es el encargado directo de organizar la tercera edición de esta exposición que todavía busca su perfil y que quiere ser diferente de las otras, las que ya tienen varias ediciones sobre el lomo.

Invocamos al destino porque Luis Román es, principalmente, un diseñador industrial recibido en La Plata, donde en algún momento pensó que forjaría su futuro. Pero el Valle le hizo un guiño y volvió a sus raíces, a su lugar, a trabajar de lo que se recibió. Luego, una nueva pirueta de la vida lo llevó a meterse de lleno en un campo familiar donde actualmente “la pelea” con un puñado de animales y en el cual algunas veces pensó, confiesa, en “tirar la toalla”.

Pero acá está, charlando con “Río Negro” sobre la propuesta que tienen él y su grupo de la Rural del Alto Valle para la 3ª Exposición de la Patagonia Norte B, que estará en plena ebullición cuando la gente tenga en sus manos este ejemplar.

A continuación parte de lo que dejó el encuentro con Luis Román.

–¿Cuál es el objetivo de esta nueva exposición?

–La exposición es para que se vea lo que se está haciendo en todo sentido, para mejorar la actividad ganadera. Todos creen que la Rural de acá es como la de Buenos Aires, que somos todos potentados, pero esto no es así, somos laburantes, tenemos distintas raíces, otra rentabilidad, sinceramente nos rompemos el lomo.

–¿A quiénes apuntan con lo que organizaron para esta oportunidad?

–Queremos que la muestra integre a la familia. En las ediciones anteriores ya nos han reconocido este perfil familiero los productores que participaron de otras exposiciones en distintas partes de la región. Mientras las otras exposiciones apuntan demasiado a la ganadería, tradicionalmente es así y no está mal, nosotros buscamos construir una imagen diferente.

–Y en la parte productiva ¿qué es lo que buscan con esta nueva edición?

–Queremos lograr que la región se acostumbre al remate, Roca no tiene cultura de remate, no sabe los beneficios que genera a largo plazo. El remate tiene una finalidad y sirve tanto al productor como al comprador, porque ambos saben que se están apropiando de un estatus productivo, deben tener claro que si uno compra calidad en un remate entra en un target de privilegio.

–¿Cómo ve hoy al sector ganadero en general?

–En ganadería pasa lo mismo que en fruticultura, el que trabajó bien es muy probable que hoy esté bien. Aunque la rentabilidad está muy limitada al mercado interno. Si pudiéramos exportar sería otra cuestión. Aunque el proyecto que tiene Nación es que el mercado de hacienda que está abajo del río Colorado pueda hacerlo. Ése es el futuro, es lo que están viendo las autoridades nacionales y por eso estamos teniendo mucho apoyo.

–Pero el traslado de la barrera fue un tanto traumático, hubo quejas...

–Eso pasó porque nadie creía que la medida se iba a tomar, lo de la barrera durmió a muchos productores que tenían animales del lado de La Pampa que no alcanzaron a pasar, que después fueron los que se quejaron.

–Aunque fue todo muy repentino...

–En realidad no fue repentino, se hicieron talleres durante un año, se explicó la situación, pero lo que pasa es que los productores no asisten a estos talleres.

–¿Qué saldo deja el corrimiento de la barrera?

–A mí ahora no me genera ningún beneficio, al contrario como rural nos afectó financieramente porque dejamos de tener la entrada de las vacunas, por cada animal vacunado el gobierno nos daba un reintegro que de un día para otro lo perdimos. Es negativo para nuestras finanzas, pero lo apoyamos como un buen proyecto a futuro.

–Mencionó el tema de la ayuda del gobierno, ¿cómo se implementa todo ese apoyo?

–Ellos nos dan las herramientas, pero tenemos problemas para llegar con las propuestas a los ganaderos que están campo adentro, nos falta comunicación. Como rural no tenemos los medios para llegar al campo, entonces el productor no se entera de las cosas y no accede a los créditos porque no cumple con los requisitos. Por ejemplo, ahora tuvimos un plan que financió Funbapa, era de molinos para tener generación eólica en el campo, teníamos 20 cupos y cubrimos 10. Estamos viendo cómo solucionamos esta falta de comunicación, con la Expo tenemos la posibilidad para promocionar todo esto.

–¿Aún es tiempo de entrar al negocio ganadero?

–Siempre es tiempo de invertir, el argentino come carne y por eso casi no se exporta. La crisis que generó la barrera fue que dejó de entrar carne con hueso, pero la carne sin hueso siguió ingresando.

–¿Cómo ve el tema del contrabando?

–Están controlando, pero tenés al tipo que no quiere entender que está generando un perjuicio a la región e insiste en pasar carne con hueso a toda costa. Pero en el mediano plazo vamos a tener cubierta la demanda en su totalidad y el quiosco se les va a terminar. Por ahora esto es así, no se puede decir que pasa carne con hueso, pero... No se puede controlar todo, hay un volumen de tráfico muy grande. El que vende en negro siempre va a estar, le podés cortar el negocio si abastecés completamente la demanda, para eso estamos trabajando.

Miguel Ángel Vergara / mvergara@rionegro.com.ar


Comentarios


“Queremos hacer una Expo para toda la familia”