“Queremos un tren decente para todos”



Los argentinos queremos un tren decente para todos. Cuando la irracionalidad se encarama en la dirección de un país, quiere deslumbrar a los gobernados con soluciones fantásticas.

Hemos leído que la señora presidenta ha firmado en París los acuerdos para la realización del tren bala a un costo total de 4.000 millones de dólares, es decir, aproximadamente un poco superior a $12.000 millones de pesos. Por lo cual mi apreciación en una carta de lectores anterior era aún muy menor. Este gobierno ha sido elegido democráticamente. Hitler también lo fue y vimos a donde llegó. Si se aplicara nuestra carta magna sin el aditamento o con la derogación de leyes que la desvirtúan (Ej. ley de emergencia económica, ley que permite modificar la llamada ley de leyes (Presupuesto Nacional) por una persona el jefe de Gabinete a gusto de la dupla presidencial) y otras que pueden hacer, que partidos mayoritarios impongan la voluntad del gobernante de turno, con prescindencia de las opiniones de la gente preparada y capaz en los distintos rubros del gobierno de un país con los cuales contamos, y no los genuflexos actuales que sólo saben aplaudir y arrodillarse para mantener sus prebendas políticas.

El llamado tren bala constará de 1.000 km. de vías que sólo podrá usar este tren, ya que no sirven para trenes comunes y sólo para transportar pasajeros a 3 ciudades, Buenos Aires, Rosario y Córdoba. No comunica distintas zonas del país ni resuelve el problema de los pueblos que están incomunicados. Nos hace depender de la tecnología francesa solamente usada en ese país. No impulsa la industria ferroviaria nacional.

Es lamentable que la insensatez de la dupla presidencial los lleve a tomar decisiones tan ofensivas a la mínima inteligencia racional. Espero que en otros aspectos no continúen también con delirios que los pueden hacer terminar como el matrimonio Ceausescu de Rumania, cuando colmaron la capacidad de tolerancia del sufrido pueblo rumano.

Federico F. Soufal, DNI 3.432.235

Neuquén


Comentarios


"Queremos un tren decente para todos"