Querían seguir “conectados” pero no pagaban internet

La deuda incluye el servicio 911, que nunca funcionó.



#

Telefónica y Altec firmaron un contrato en el 2006 por servicios para dependencias ubicadas en Río Negro, Buenos Aires y Capital.

Evangelina Martínez

VIEDMA (AV).- El gobierno actual de Río Negro hizo de las nuevas tecnologías una herramienta clave para su marketing electoral, invitando a los ciudadanos a seguir “conectados” de la mano de César Barbeito. Sin embargo, mientras el candidato aparecía con una imagen “amigable”, imbuido en los beneficios del mundo 2.0, la provincia no pagaba el servicio de red de internet IPP en dependencias públicas. Sumado a ello, la conexión del 911 -teléfono de emergencia que no fue puesto en funcionamiento- tampoco se abona desde hace más de un año, totalizando una deuda de casi 3,5 millones de pesos. La empresa Telefónica anunció que reclamará a las autoridades entrantes ese monto, del cual el gobierno saliente se comprometió a pagar un pequeño porcentaje, dejando la mayor parte como “herencia” para después del 10 de diciembre. La historia empezó cuando la provincia, a través de Altec, suscribió dos contratos para la provisión de internet y para la conexión y prestación del servicio necesario para los teléfonos de emergencia. La conexión a internet en los despachos públicos data de 2006, mientras que el año pasado se firmó el nuevo acuerdo comercial por el 911 y la instalación de seguimiento satelital de localización para vehículos policiales. (AVL) Con relación al contrato por el 911, el servicio no está en funcionamiento por pedido expreso de Altec, que solicitó la suspensión de la instalación. Desde Telefónica se informó a las autoridades entrantes que se entregó todo el equipamiento de Networking, que está sin instalar en cajas en Altec Viedma. Además, se capacitó al personal policial y se entregaron las computadoras para entrenamiento. También se adecuó la red para la habilitación del servicio y la central telefónica está en el depósito de la firma privada para instalarla cuando se reanude el proceso de instalación. Los que sí funcionan son los 56 equipos de Localización de Vehículos (AVL) en móviles policiales. Tal cual lo previsto en el contrato se facturaron las cuotas del cargo de conexión, aunque no el servicio del 911 que no se habilitó. En cambio, se facturaron los servicios de AVL. “Ninguna de las facturas de este contrato fueron pagadas, a pesar de reconocer su legitimidad”, informaron desde Telefónica a las sorprendidas autoridades entrantes. En cuanto al contrato de la red de Internet, comenzó en 2006, y fue prorrogado hasta la fecha. Este año se acordó una actualización de precios y ampliación de anchos de banda, que ya fueron instalados y están en funcionamiento. Las negociaciones y compromisos que asumió Altec no fueron cumplidos y existe una situación de mora sin perspectivas de solución. Por el servicio de red de datos IPP la provincia debe desde octubre del año pasado, 1.233.351,08 millones de pesos. Por el contrato del 911 se adeuda desde agosto del año pasado 2.256.058,15 millones de pesos, a pesar de que el sistema nunca entró en funcionamiento. Luego de largas negociaciones Telefónica no logró el cumplimiento de los diversos acuerdos comprometidos tanto por Altec, como por Hacienda. En el último de ellos, la provincia se comprometió a pagar antes del 30 de este mes 890.105 pesos, dejando para la nueva gestión el vencimiento del 7 de diciembre y todo la deuda del contrato del 911. La firma se comprometió a continuar con el servicio, hasta la asunción de las nuevas autoridades. Cabe recordar que a mediados de diciembre de 2009, el gobernador Miguel Saiz, el ministro Diego Larreguy y otras autoridades, presentaron en sociedad el sistema de cámaras de seguridad y del 911. Este último nunca funcionó, la conexión se facturó pero nunca se pagó.


Comentarios


Querían seguir “conectados” pero no pagaban internet