Quieren fiscales con más poder para investigar

El STJ planea una prueba piloto desde el Juzgado 21 de Cipolletti para un cambio procesal, que en definitiva les daría a los fiscales la dirección de las investigaciones. Crece el consenso.

CIPOLLETTI (AC) - En el Superior Tribunal de Justicia crece el consenso para que en la provincia se modifique el sistema procesal del fuero criminal para darles a los fiscales la dirección de las investigaciones. Como en Cipolletti la estructura penal es incipiente, la idea es tomar esta jurisdicción para hacer una prueba piloto en el juzgado de María del Carmen García García, cuyo tribunal, como es el único que atiende un territorio que va de Fernández Oro a Catriel, quedará rápidamente desbordado.

En casi tres meses, el juzgado cipoleño acumuló más de 1.000 causas y la proyección indica que en un año serán entre 3.000 y 3.500, una cifra demasiado grande para una estructura tan chica .

La realidad de que un solo juzgado no daría abasto con tantas causas era evidente, pero igual se puso en funciones el tribunal.

A principios de este mes, el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Luis Lutz, habló sobre la posibilidad de que en el juzgado penal de Cipolletti se realizara la prueba piloto de lo que se denomina el sistema acusatorio, en el que los fiscales tienen a su cargo las investigaciones y los jueces, sin perder ciertas atribuciones, son los que dan garantías a las partes en el procedimiento.

Ayer, otro integrante del máximo tribunal de la provincia, Alberto Balladini, sumó su apoyo. "Me parece oportuno porque como (en Cipolletti) está en una etapa primaria la organización del fuero penal, quizás podamos intentar ya un nuevo sistema procesal", dijo a la radio LU19.

Para emprender un cambio tan trascendente es necesario modificar el Código de Procedimientos Penal, pero hay un antecedente en la región como para tomar: en Neuquén se puso en práctica una prueba piloto en uno de los seis juzgados de la capital mediante el dictado de una simple acordada del Tribunal Superior de Justicia.

Balladini no estuvo de acuerdo con Lutz en cuanto a la necesidad de crear una cámara criminal en Cipolletti.

"Hay que conformar una estructura judicial -dijo- que permita cumplir objetivos. Se debe reorganizar dando prioridad a los objetivos. Esto puede traer discusión, pero yo pondría énfasis, en una nueva circunscripción que tiene como cabecera a Cipolletti, en la faz primaria del fuero penal, que concierne a la investigación y al análisis en forma inmediata de un acontecimiento delictivo".

El vocal del Superior Tribunal identificó la etapa de investigación como la "principal falla del sistema" judicial rionegrino.

Si se pasara a la modalidad acusatoria en esta circunscripción, la fiscal Alejandra Berenguer y el que ocupará el mismo cargo en Catriel (ya se llamó a concurso) tendrían la responsabilidad de investigar y García García pasaría a desempañarse como "juez de garantías", observando que se respete el proceso.

Balladini opinó que, junto con esta modificación procesal, "hay que preparar mejor a la policía, con elementos teóricos y técnicos, y a los funcionarios judiciales en el nivel del Ministerio Público (los fiscales) para investigar".

"¿Por qué protesta la gente y con razón? -se preguntó- Porque no se esclarecen muchos hechos. Y no se van a esclarecer con cámaras criminales, sino con la recolección de pruebas para entonces, sí, ir a juicio", se respondió. Razonó además que una cámara criminal que recibe la causa para su juzgamiento "seis, ocho meses o un año después de producido un hecho, ¿qué va a conseguir para esclarecerlo?"

CIPOLLETTI (AC).- En tres meses de funcionamiento, el Juzgado Penal 21 de Cipolletti ya tiene más de 1.000 causas en trámite. El 68 por ciento de las que se abrieron entre agosto y setiembre, corresponden a delitos contra la propiedad.

La cantidad de expedientes es importante pero no asombra. Antes de empezar la actividad ya se había anticipado que en un año la nueva sede judicial, que abarca desde Catriel a Fernández Oro, tendría entre 3.000 y 3.500 causas, una cifra inquietante si se tiene en cuenta que las investigaciones debe realizarlas un solo juez.

La jueza María del Carmen García García, a cargo del Juzgado de Instrucción 21, prefiere no hablar por ahora de "colapso", como lo hizo días antes de que se pusiera en marcha el tribunal y temía un desborde inmediato. Asegura que, aunque con mucho esfuerzo de todo el personal, las causas están "al día" y se está trabajando "bien". Dos secretarios y once empleados tiene en su equipo.

El Juzgado Penal 21 empezó a funcionar el 1 de agosto, en el edificio donde antiguamente se hallaba la municipalidad de Cipolletti. La creación de esta sede judicial se concretó tras largas gestiones y reclamos, luego de la seguidilla de crímenes que conmocionaron a la ciudad.

Desde que se puso en marcha, todos los delitos que ocurren entre Fernández Oro y Catriel dejaron de investigarse en los seis juzgados de Roca. Ahora, todo recae en el 21.

La actividad es intensa todo el día y todos los días en Cipolletti. La jueza debe resolver situaciones de todo tipo, entre ellos, muchos amparos presentados por personas enfermas y también habeas corpus que realizan los presos (tanto a disposición de su juzgado como de otros) por las condiciones de detención.

Pero las causas que lideran la lista en las estadísticas son las relacionadas con los delitos contra la propiedad. A modo de ejemplo, en el registro que tienen en el Juzgado de agosto y setiembre, de 480 causas el 67,7 por ciento (325) fueron de robos de viviendas, mientras que 144 causas correspondieron a delitos contra las personas García García tiene generalmente más de 20 detenidos en su Juzgado. Se maneja con defensores subrogantes -del fuero Civil- porque todavía no designaron al funcionario que trabajará para el Penal de Cipolletti "No está nombrado pero no falta", aseguró la jueza cuando se le consultó por el defensor. Dijo que tratan de coordinar audiencias, respetando la actividad y urgencia de los abogados subrogantes en el Juzgado Civil. Por eso muchas veces las indagatorias en el 21 se realizan por la tarde.

Hasta el martes al mediodía había registradas 865 causas, que no son todas. Otra cantidad aún sin número de expediente también reciben instrucciones del 21.


Comentarios


Quieren fiscales con más poder para investigar