Quieren que declare el presidente de Telefónica



NEUQUEN (AN)- El defensor de los acusados de cometer una estafa con llamadas larga distancia, pedirá que citen a declarar como testigo al presidente de Telefónica. La ambiciosa jugada del abogado Jorge Larrea apunta a demostrar la inocencia de los integrantes de la llamada "conexión local" de una presunta maniobra que comenzó en España y se ramificó en Argentina.

"Tengo los contratos entre Telefónica y las empresas titulares de los 0807. Mis clientes no recaudaban, lo hacía Telefónica, por eso quiero que llamen al presidente de la compañía a declarar", dijo Larrea a este diario.

La presunta estafa fue descubierta en junio. Como cabeza de la conexión Neuquén fue detenida Liliana Vilchez, empleada de la secretaría privada de la ministra María Oscos. Además es expareja de Alejandro Romeo, imputado en el manejo irregular de subsidios en Centenario. Ambos son muy allegados a otro ministro del área social, Jorge Lara.

Su cuñada, Ana Zoila Cárcamo de Vilchez, también estuvo presa como organizadora de la banda desde Buenos Aires. Por desempeñar roles secundarios fueron detenidos media docena de empleados que trabajaban en un locutorio clandestino instalado en la casa de Liliana Vilchez.

Después de declarar bajo la acusación de "estafas reiteradas", todos quedaron en libertad. El juez de la causa, Guillermo Labate, está esperando reunir más elementos antes de resolver su situación procesal.

Larrea asumió la defensa de los imputados y ya empezó a moverse para neutralizar la acusación. "Tengo muchas pruebas que utilizaré en su momento", anticipó ayer.

De acuerdo con lo que pudo averiguar "Río Negro", en la casa de Vilchez estaba instalado un locutorio en el que se recibían los llamados de ciudadanos españoles que, engañados con la promesa de un falso premio, se comunicaban con un número 0807 para conocer los detalles. Al llamar eran retenidos por los operadores el mayor tiempo posible; cada euro que gastaban en la llamada (equivalente a 5 pesos el minuto) iban a parar a las arcas de la organización.

Fuentes ligadas a la investigación indicaron que algunos de los españoles que llamaban a ese número "sabían que la llamada tenía un costo, pero no todos lo tenían en claro y los operadores que los atendían les daban una explicación confusa".

Añadieron que "el engaño se produce en el momento que los inducen a comunicarse con esa línea 0807, y la estafa se consuma cuando a la víctima se le genera un gasto".


Comentarios


Quieren que declare el presidente de Telefónica