Quieren reglamentar el registro de adopciones rionegrino

Proponen limitar los casos en los que los jueces alteren el orden, para que el sistema tenga transparencia.

CIPOLLETTI (AC) - El bloque de legisladores de Encuentro se propone reglamentar el funcionamiento del Registro Unico de Adopciones de la provincia, mediante un proyecto que limita la facultad de los jueces para modificar el orden de prelación de la lista y que cubre huecos con los que suelen encontrarse los magistrados del fuero de Familia en este tipo de trámites.

En el proyecto, que fue elaborado por el legislador Fabián Gatti, se cuestiona el hecho de que los jueces puedan modificar el orden de prelación del registro en el que se anotan los interesados en adoptar un chico.

"Resulta una práctica que pone en riesgo la transparencia pública de las adopciones, ya que posibilita que se entregue en adopción a un niño a personas inscriptas con posterioridad o recientemente, en desmedro de quienes hace años quizás que esperan", se lee en los fundamentos.

Con estas modalidades, se generan "todo tipo de sospechas, además de los resentimientos lógicos de quienes no sólo sufren por no haber podido concebir un hijo sino también por un procedimiento francamente discriminatorio", sostuvieron en su iniciativa los diputados de Encuentro.

El proyecto apunta a que los jueces no puedan ascender en el orden de prelación a un matrimonio inscripto, pero les mantiene la prerrogativa de excluir, en caso de pérdida "de alguna de las cualidades que motivaron la aceptación" de su entrada en el registro.

El juez "podrá apartarse del orden de preferencia, con carácter restrictivo y valorando el interés superior del niño", en los siguientes casos -según la iniciativa de Encuentro-: cuando se tratare de hermanos, de niños con capacidades especiales, cuando la guarda fuera solicitada por miembros de la familia del niño o su identidad cultural lo justifique, y cuando fuera conveniente para el interés superior del chico.

El proyecto apunta además a permitir la apertura de un registro paralelo para aquellos niños cuya adopción no interese a ningún inscripto.

La iniciativa establece que cuando se agote la búsqueda en el registro rionegrino, se acuda a listas de aspirantes a adoptar de otras jurisdicciones.

Si tampoco se tuviera éxito, el proyecto prevé que los jueces puedan abrir registros paralelos y extraordinarios.

Gatti vivió de cerca una situación de este tipo porque su esposa, la jueza de Familia Alicia Favot, debió echar mano a esta alternativa no legislada -con la anuencia de una cámara- porque nadie quería adoptar a un chiquito internado en el hospital. La decisión de la magistrada fue exitosa, porque llovieron interesados y el niño halló un hogar.


Comentarios


Quieren reglamentar el registro de adopciones rionegrino