Quieren saber qué hace cada empleado neuquino

NEUQUÉN (AN).- El ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares, informó ayer que el gobierno realizará un estudio profundo de la situación de cada uno de los empleados del Estado.

Descartó que esto incluya las intenciones de comenzar con una depuración dentro de la administración central, un área que tradicionalmente sumó sospechas a la hora de las contrataciones y pases a planta de personal, y subrayó que la tarea apuntará a "optimizar el funcionamiento" de las dependencias públicas.

"Es necesario hacer un reordenamiento en algunos sectores", sostuvo Tobares ayer ante una consulta específica sobre el tema.

El período en que se comenzará con esta radiografía para determinar las tareas específicas de cada trabajador será enero, cuando buena parte del personal se vuelque al período de vacaciones.

"Vamos a hacer un estudio bien profundo, más minucioso, no con la intención de hacer una depuración. En este sentido queremos llevar tranquilidad a los empleados. No vamos a tocar el rango y la permanencia dentro del Estado. Se trata simplemente de un ordenamiento, con la idea de que todos presten servicios, sin dejar de lado la necesidad que tienen de desempeñarse en condiciones dignas", describió las intenciones de la nueva administración.

Tobares deslizó alguno uno de los inconvenientes que promueven la iniciativa: "Hay lugares donde tenemos 100 personas designadas, pero sólo 20 están realizando algún tipo de tarea. El resto es posible que esté en otras áreas, y eso es lo que vamos a determinar en detalle", explicó.

En Neuquén hay cerca de 35.000 empleados públicos. Buena parte de ellos son docentes y policías, cuyos ingresos a la Estado son mediante mecanismos de los más transparentes, comparados con los de otros sectores.

Tal como lo cuestionaron durante los últimos años los gremios parte de la CTA, es en los ministerios y las dependencias públicas dependientes de éstos en donde se registran los ingresos tachados por las sospechas, muchos de ellos desencadenados por decreto.

El último de estos casos lo hizo público anteayer ATEN, el gremio docente, que denunció designaciones dentro del Consejo Provincial de Educación. Fueron concretadas mediante una resolución, y favorecerían a media docena de ex funcionarios de la gestión anterior, que recibieron cargos en establecimientos educativos sorteando los mecanismos habituales de designación.

Antes, el gremio ATE, luego de su primer encuentro con Tobares, hizo público el reclamo de mayor transparencia. De hecho, el gremio denunció durante el último mes del gobierno de Jorge Sobisch, que en el ministerio de Acción Social hubo incorporaciones de personal por decreto.


Comentarios


Quieren saber qué hace cada empleado neuquino