Logo Rio Negro

Quinto día de River en San Martín: puertas cerradas, mercado abierto

El Millo volvió al doble turno después del rafting del jueves. No se permitió el acceso a la prensa. Además, llegó De La Cruz y siguen las negociaciones por posibles refuerzos y salidas.





En su quinto día de entrenamiento, River volvió al doble turno en la pretemporada que realiza en San Martín de los Andes. Ambas prácticas de hoy se realizan en el predio El Desafío y sin la presencia de la prensa que tuvo el primer contacto directo con los protagonistas el jueves por la mañana.

Ese fue día de descanso por la mañana y recreación por la tarde, con el rafting como gran atractivo de esas horas. El plantel y cuerpo técnico disfrutaron de una tarde especial en el río Chimehuín que aguas abajo pasa por Junín de los Andes.

Sobre la preparación, hay de todo. Tanto trabajos físicos como movimientos con pelota forman parte de la rutina que proponen los profes del cuerpo técnico que encabeza Marcelo Gallardo.

La novedad del día se dio en las primeras horas de la tarde, cuando se sumó a la delegación Nicolás De La Cruz. El uruguayo fue dado de alta tras superar el coronavirus y los estudios correspondientes para evitar problemas.
Cabe recordar que el uruguayo no juega desde el 17 de octubre pasado cuando River derrotó 3-1 a San Lorenzo. El volante ofensivo sufrió una trombosis venosa en el pie izquierdo que lo marginó de la definición del campeonato y es casi un refuerzo para Marcelo Gallardo.

De La Cruz es el tercer jugador que llega con la pretemporada en San Martín comenzada, ya que Javier Pinola (covid positivo)y Agustín Palavecino (contacto estrecho) habían arribado el miércoles a Chapelco.

Más allá de que la prensa no pudo ingresar a las prácticas, si hubo algunos hinchas que lograron su foto finalizado el entrenamiento matutino. La seguridad tuvo consideración con algunos chicos que querían ver a sus ídolos de cerca.
Los protagonistas se han manifestado a gusto en la región cada vez que se expresaron públicamente y accedieron a los pedidos de los pocos que pueden acercarse al plantel. Las restricciones y protocolos a partir de la pandemia son importantes, pero también hay generosidad a la hora de los pedidos de los hinchas.

La pretemporada de River en San Martín encara su segunda parte y este sábado habrá otro doble turno de entrenamientos.

El mercado no está cerrado ni mucho menos. Hay chances de que algunos jugadores emigren y también de que otros lleguen.

Además de la situación de Juan Fernando Quintero que ya se da por hecho (ver aparte), no está caída la negociación por Fabricio Bustos. La situación económica y futbolística de Independiente es alarmante y el Rojo no tiene muchas herramientas para retenerlo. Si el representante del jugador -que fue quien más se opuso al pase hasta ahora, con el objetivo de llevarlo a un mercado donde se pague en dólares- llega a un acuerdo con River, la historia puede terminar con el lateral con la camiseta de la Banda.

Si de laterales se trata, también sonaron los nombres de Milton Valenzuela, de paso por las selecciones juveniles y actualmente en el fútbol de Estados Unidos, y también el regreso de Marcelo Saracchi, uruguayo que quedó libre del Galatasaray de Turquía. Según supo Río Negro, Valenzuela está más cerca de llegar.

Brian Ocampo, de Nacional de Uruguay, fue ofrecido al Millo con la idea de hacer un trueque con Jorge Carrascal. El delantero del vecino país tiene 22 años y hasta ahora no sobresalió.

De todas formas, en River no abundan los atacantes y entre las posibles ofertas por Julián Álvarez y la chance de que Federico Girotti emigre a Holanda, esa parte del campo podría ver mermada sus variantes.

Al mismo tiempo, en caso de que Atalanta, Niza o Fiorentina, quienes manifestaron extraoficialmente un interés, se lleven a Álvarez, River iría decididamente por algún delantero con el dinero que potencialmente ingrese por el futbolista.

Cabe recordar que hasta ahora las versiones surgen del representante de Julián, Fernando Hidalgo, mientras que los dirigentes dicen no haber recibido ofrecimientos. La cláusula de rescisión de Álvarez es de 20 millones de euros.

Desde Italia surgió un supuesto interés de Lazio y Roma por Robert Rojas. El paraguayo, que se afirmó como lateral derecho, tiene la cláusula de rescisión más alta del plantel: 25 millones de euros.

Rojas (en el medio) es uno de los que podría emigrar. Fotos: Patricio Rodríguez.

Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Quinto día de River en San Martín: puertas cerradas, mercado abierto