Quiroga le tira la pelota al EPAS

El jefe comunal respondió las críticas al proyecto inmobiliario de la “pequeña Dubai”. Aseguró que la Provincia debe garantizar los servicios de agua potable y tratamiento cloacal. Insistió en hacerse cargo del organismo si éste no puede dar respuestas.



“Ahora el que tiene la palabra es la provincia: tiene que garantizar que habrá agua suficiente y tratamientos de efluentes cloacales con capacidad de cloacas y demás” para soportar el avance inmobiliario del complejo hotelero y de edificios en la calle Leloir, desafió ayer el intendente Horacio Quiroga.

Contrariado por las críticas respecto a si la cuantiosa inversión –un millón de metros cuadrados en edificios de altura– contará con la infraestructura acorde, Quiroga planteó que si no se realizan las obras necesarias para asegurar la “pequeña Dubai”, entonces “que se declaren incompetentes de poder resolverlo y ponemos un cartel grande que diga: prohibido invertir en Neuquén”.

Aclaró que no habrá problemas de prestación de servicios por parte de la comuna, como la “red vial” para la cual “hemos actuado en consecuencia” con el ensanchamiento de la principal colectora en la que se mostrarán los edificios. En tanto aseguró que el transporte de pasajeros y la electricidad “lo vamos a resolver”.

“Los servicios que tienen problemas son los de la presta la provincia, no los del municipio”, insistió el jefe comunal en respuesta a los cuestionamientos de concejales y arquitectos de la ciudad.

Factibilidad y prestaciones

Consultado por los expedientes de los inversores que aún no ingresaron para la factibilidad de servicios, Quiroga aseguró que algunos presentaron visado de planos y otros están en vías de formalizar el planteo, como el caso de la construcción de las tres torres cilíndricas –dos de departamentos y un hotel– frente al Comahue Shopping.

El intendente no dudó en insistir con su propuesta de “hacerse cargo del EPAS si ellos no se sienten con la capacidad de brindar el servicio en tiempos razonables, con tarifa justa y con las inversiones que garanticen la expansión y la necesidad del sistema”.

La oferta es realizar el traspaso “sin empleados”, aclaró y redobló la apuesta: “la propiedad de los bienes son del Estado, incorporaríamos un régimen de administración y gerenciamiento, pero indudablemente sería una empresa municipal descentralizada”, dijo.

En números

Datos

2.000
metros tiene el tramo donde se instalarán los proyectos inmobiliarios que cambiarán la cara a la zona norte.

Comentarios


Quiroga le tira la pelota al EPAS