Logo Rio Negro

Racing fue más y deliró bajo la lluvia

Se llevó el clásico con goles de la ‘Gata’ Fernández y Lisandro López.





Mientras cientos de gargantas deliraban bajo la lluvia, sacudiendo las vigas del estadio de Lanús, miles de cabezas se fugaban cabizbajas hacia Avellaneda. El barrio, eso está claro, no será el mismo esta semana, porque uno de los dos capos se quedó con la parada. Apoyado en la gran labor de su goleador, Gastón Fernández, y en la astucia de su conductor, Juan Manuel Torres, Racing, tras un segundo tiempo extraordinario, le ganó 3 a 1 a Independiente y sueña con acercarse a la punta. Hasta casi la media hora, el clásico fue de segundo orden, vulgar y acelerado . Con esquemas tácticos similares, aparentemente ofensivos, pero inofensivos en la práctica. El partido se repetía en imprecisiones y piernas fuertes. El 1 a 0 cambió el partido y se hizo más entretenido. El gol llegó tras un tiro libre de Eluchans, rasante, que se desvió en Torres y se clavó abajo, junto al palo derecho. Desde ese momento, el “Rojo” justificó la ventaja y el empate en el final de la etapa con un toque de la “Gata”, tras un córner que bajó Lisandro López, fue un castigo para Independiente. Creció Eluchans, Quinteros se movió muchísimo por la izquierda y pudo aumentar con un tiro libre a los 35. Antes, Castillo, tenía todo para marcar, pero se demoró más de la cuenta y Pínola se la sacó en el área. El conjunto de Fillol no lograba emparejar, y por momentos, desesperado, sólo apelaba a las infracciones (Pezzotta le perdonó varias infracciones a Mirosevic quien debió haberse ido expulsado). El complemento fue otro partido. Totalmente diferente. Esta vez el que dominó, bajo un diluvio furioso, fue Racing, que aprovechó el envión del gol antes del descanso. Torres fue el que marcó las diferencias y el que armó a ese renovado Racing junto a Rimoldi. El “Rojo” nunca más volvió a ser el del primer tiempo. El gol del final de la etapa inicial lo mató psicológicamente hablando y se lo vio confundido, especialmente en el fondo. Y comenzó su debacle. Un remate de Rimoldi, mal cerrado por Caballero, lo capturó Fernández que otra vez facturó y marcó una diferencia que, con el correr de los minutos, se hizo enorme. A los 37, López selló el clásico de contra. La única que Racing culminó bien. Luego desperdició varias, que bien pudieron haber convertido el triunfo en goleada. Su gente, de todas formas, vivó un domingo inolvidable. La contracara del festejo fue el equipo de Pastoriza. La derrota agudiza su crisis. Bajo la lluvia y una lacerante silbatina, los jugadores se fueron hacia el negro túnel del futuro. Algo quedó claro ayer: Avellaneda tiene lugar para las penas y las sonrisas. (AR/DyN)

Voces: Fillol: “Fue el triunfo del año”

“Los números gobiernan al mundo, y mientras tengamos chances, aspiramos a todo lo que podamos conseguir”, señaló Ubaldo Fillol acerca de las chances del equipo en Clausura. Al analizar el triunfo, Fillol indicó que “la clave fue el repunte en el segundo tiempo, cuando se ganó en precisión y, con inteligencia, definimos el partido, superando tácticamente al rival”. “Así ganamos el partido del año. Pero el Clausura sigue, no hay que conformarse y pensar que frente a River nos jugamos el del campeonato”, enfatizó el DT racinguista, acerca de uno de los cotejos que genera mayor expectativa en la próxima fecha. El Pato puntualizó que, “más allá de la felicidad que siento por la victoria, los inconvenientes siguen. Convocaron a González, y a Orozco y Mirosevic” para las de Colombia y Chile. “Fue el partido soñado, porque es un clásico y yo vivo en Avellaneda. Esto es muy importante para la gente de Racing, y los goles los grité con ganas porque tengo varios amigos hinchas de Independiente”, dijo Gastón Fernández, cuyo pase es propiedad de River. El rubio también comentó que ganó “varias apuestas y algunas comidas” a sus amigos. “La verdad me sentía mal porque había bajado mi nivel. Por esa razón, este partido y estos goles me sirven de mucho, porque tengo que crecer y aprender un montón de cosas más», explicó el héroe del clásico.

‘Todo nos cuesta

’Para Cristian Giménez no hay dudas: “En el segundo tiempo cambiamos la actitud y eso nos costó caro. Todo se hace muy difícil, pero de estos momentos se sale poniendo huevos”, sostuvo el volante, de pobre labor. “Todo nos cuesta el doble y tenemos que apoyarnos mutuamente. La gente está enojada y entiendo su fastidio y bronca, porque siento lo mismo, ya que llegué al club hace cuatro torneos y no gané nada”. Por su parte, Carlos Fernando Navarro Montoya se mostró golpeado por la derrota y explicó que “Independiente es un grande, donde siempre hay que ganar y más si se trata de un clásico. En el primer tiempo jugamos mejor, pero en el segundo nos mató el segundo gol, ya que fue muy rápido y no nos permitió acomodarnos”. El 'Mono' aseguró que de este mal trance sólo se puede salir “trabajando y sacrificándose”.

LA FIGURA

Gastón Fernández fue, una vez más, lo mejor de Racing. La “Gata” anotó dos goles que cambiaron la historia.

 

  Nota asociada: River casi pierde, lo empató y sumó más de uno  

  Nota asociada: River casi pierde, lo empató y sumó más de uno  


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Racing fue más y deliró bajo la lluvia