Racing ganó el clásico con el neuquino Arias como figura



Muchas veces a Racing -y a los equipos de Coudet- se les recriminóla respuesta en partidos límites. Ayer, pese a no mostrar mejor fútbol que el rival, la Academia derrotó a Independiente en el clásico 3 a 1 como visitante por la fecha 20 de la Superliga.
El comienzo fue favorable a la visita, que se paró en campo rival y le dio continuidad a lo bueno que había hecho contra Godoy Cruz el lunes pasado. Tuvo fortuna, porque pegó rápido con el gol en contra de Guillermo Burdisso.
Racing dominóunos minutos a partir de la diferencia generada y el golpe lógico que sintió Independiente. De todas formas, cuando los dirigidos por Ariel Holan ocuparon mejor los espacios en el medio campo, comenzaron a dominar de la mano de Nicolás Domingo.
Las pelotas cruzadas le dolieron a la Academia, y fue allí donde Gabriel Arias apareció en reiteradas ocasiones para evitar el empate.
Eduardo Coudet se vio obligado a reemplazar a Leonardo Sigali por lesión. Las amarillas de Marcelo Díaz y del propio Arias, en una acción discutida fuera del área, donde Pitana vio infracción sobre Benítez, fueron una muestra más del dominio local.
Pero el gol llegó en tiempo adicionado, cuando una jugada de Gonzalo Verón por derecha terminó con Fernando Gaibor empujando el balón a la carrera casi abajo del arco. Con el 1 a 1 se fueron al descanso.
El local arrancó mejor en el segundo tiempo y avisó por un cabezazo de Burdisso que pasó cerca.
Sin embargo, a los 7 del complemento, Darío Cvitanich apareció para ganarle a Alan Franco con mucho oficio y el defensor le cometió penal. Lisandro López lo cambió por gol al minuto siguiente, abriendo la cara interna del pie derecho y tocando el balón al palo izquierdo de Campaña, que se arrojó al lado opuesto.
El Rojo tuvo el empate tras otro desborde y pase al medio de Verón, que Benítez tiró afuera en el área chica. El equipo de Holan siguió buscando y Cecilio Domínguez armó una linda jugada que no pudo concretar porque se topó otra vez con Arias.
Con el correr de los minutos, Independiente perdió precisión y la visita se defendió mejor. Si bien no generó contragolpes, contó con un gran despliegue de Marcelo Díaz y disputó cada balón como el último.
En el final, Campaña fue a buscar el empate en tiempo adicionado, pero la pelota salió para el campo del Rojo y Lisandro López corrió 70 metros para servirle el gol a Matías Zaracho.
Festejo 3 a 1 y liderazgo en soledad para Racing (48), que espera el partido de Defensa (45) con la tranquilidad de mirar a todos desde arriba y la alegría de haberle ganado al clásico rival en su cancha.


Comentarios


Racing ganó el clásico con el neuquino Arias como figura