#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Rácing mereció algo más que el empate en Lima

El equipo académico fue dominador absoluto del partido frente al Universitario peruano.



Rácing Club mereció un mejor comienzo en su debut de la Copa Libertadores de América. Anoche empató en un gol en Lima, frente a Universitario de esa capital, en el partido correspondiente al Grupo 6 del certamen continental.

A Rácing le costó armarse en el primer tiempo. Y le costó tanto que a los cuatro minutos ya perdía 1 a 0. La jugada fue un tiro libre fuera del área ejecutado por Jorge Artigas. Su disparo fue al centro del arco y sorprendió tanto a los defensores como al arquero Mario Cuenca.

Con esa tempranera desventaja parecía que al equipo argentino se le venía a la noche. Pero no fue así. Tres minutos después otras vez la buena suerte le permitió empatar. En la jugada participó el goleador Luis Rueda, quien tras dejar en el camino a Edson Domínguez, sacó un disparo al centro del área que fue interceptado por Fabián Pumar, quien al querar rechazar, lo único que hizo fue anotar en contra de su propia valla.

Ya con el empate, Rácing se tranquilizó. En menos de diez minutos comenzó a dominar las acciones. Con un acertado trabajo en la zona media con Torres y Bastía; y la velocidad adelante de Maximiliano Estévez y el mendocino Rueda se llevó por delante al conjunto limeño.

Con la pelota en su poder y con espacio para transitar comenzó a generar muchas situaciones de gol. La más clara fue a las 25 cuando Luis Rueda se fue por la izquierda dejó un hombre fuera de acción y su disparo fue devuelto por el vertical. Hasta el final de la etapa, los hombres de Osvaldo Ardiles tuvieron la oportunidad de aumentar el marcador, como en el cierre cuando un disparo de Arana fue sacado en forma espectacular por el golero al córner.

En el complemento se acentuó el dominio de los académicos. Manejaron el partido casi con tranquilidad, porque los locales no lo presionaron y le regalaron la iniciativa.

Fue así que Rácing generó varias opciones de gol. Una de ellas a los cinco cuando Bedoya desperdició dentro del área cuando su disparo se fue por arriba del horizontal.

Cinco minutos después el gol estuvo en la cabeza de Luis Rueda. Un centro de Bedoya encontró al mendocino sólo, pero el arquero se lució al despejar sobre la línea.

De allí en más, Rácing fue el gran protagonista. Pudo haber ganado con mucha facilidad, pero la mala puntería de sus delanteros y la buena actuación del arquero Pérez, lo privaron de comenzar la Copa Libertadores con un triunfo, ya que a lo largo del encuentro fue el que estuvo más cerca estuvo de llegar al la victoria.


Comentarios


Rácing mereció algo más que el empate en Lima