Racing, Olimpo y un empate "de la cabeza"

Páez enmudeció al "Cilindro" y Sava lo resucitó.

#

Duelo de goleadores en la altura. "Satanás" puso el 1-0 para los bahienses y el "Colorado" lo empardó para el local.

Racing zafó del papelón ante Olimpo y rescató un empate en el "Cilindro", que estuvo a punto de ser un hervidero. La historia se definió en la cancha de arriba, porque Javier Páez abrió la cuenta de cabeza y Facundo Sava estableció el 1-1 por la misma vía.

La "Academia" trató de llevarse a su rival por delante, pero se encontró con un equipo bien parado, que le ganó la batalla del mediocampo y empezó a sumar méritos para sacar la primera diferencia.

La chance llegó a los 17. Adrián Bastía se equivocó en la salida, Leandro González le robó la pelota y habilitó a Josemir Lujambio, quien definió mal ante Hilario Navarro.

A partir de esa jugada, los bahienses se agrandaron, hasta que llegó el gol. A la salida de un tiro de esquina desde la izquierda, "Satanás" Páez saltó más que todos en el área, cabeceó y el balón se le coló por encima al arquero académico, quien quedó a mitad de camino.

Un tiro libre de Claudio Fi

leppi pudo ser la igualdad para el dueño de casa, mientras el público ya empezaba a mostrar su fastidio y Maximiliano Moralez se preparaba para consumar su retorno al equipo de Avellaneda.

A la vuelta de los vestuarios, el conjunto de Miguel Micó encontró más profundidad gracias al ingreso del volante que volvió de Rusia. Reinaldo Navia casi logró el empate, el "Colorado" Sava también se metió en el partido y hasta el "10" contó con una chance, con un disparo de media distancia.

Claro que Olimpo respondió de contra. Con González como abanderado, complicó a la última línea del dueño de casa y estuvo cerca de liquidar la historia.

Pero de tanto ir, Racing tuvo su premio. Centro de Sebastián Arrieta, cabezazo goleador de Sava y respiro para el sufrido hincha "albiceleste".

En los minutos finales, el dueño de casa fue por la heroica, pero no tuvo tiempo y además, careció de ideas. Encima, los de Roberto Saporiti siempre fueron una amenaza a la hora de salir rápido de contra.

Fue empate y justicia total. Olimpo dejó una buena imagen porque nunca se refugió Y Racing, que deberá mejorar, sumó un punto luego de perder durante gran parte del encuentro.


Comentarios


Racing, Olimpo y un empate «de la cabeza»