Radicalismo K apoyó a Cobos y criticó a Kirchner

Más de 100 dirigentes del radicalismo rebelde criticaron en una carta pública las exigencias que les impone Kirchner. Pidieron más autonomía y respaldaron las gestiones de Cobos.





Un centenar de dirigentes del «radicalismo K» respaldó ayer la actitud dialoguista del vicepresidente Julio Cobos en medio del conflicto con el campo, en un agitado debate donde se lanzaron críticas contra la postura del ex presidente Néstor Kirchner y de los gobernadores radicales que estuvieron ausentes, entre ellos el rionegrino Miguel Saiz.

Sin el visto bueno del gobierno de Cristina Kirchner, Cobos recibió ayer la cúpula del Episcopado, encabezado por el cardenal primado Jorge Bergoglio, que instó a que «se tome el camino del díálogo». Luego, el vicepresidente abrió las puertas del Senado a 500 intendentes de localidades productivas que expresaron su rechazo a las retenciones móviles.

En medio de la creciente tensión entre Cobos y los Kirchner (no se hablan desde hace 12 días) el radicalismo K, una reunión encabezada por el jefe del bloque de la Concertación, Daniel Katz ratificó la vigencia de la alianza con el kirchnerismo, pero pidieron mayor «autonomía» y lograr un «perfil propio» frente a las exigencias que le impone el Gobierno.

En una carta pública, Cobos fue uno de los únicos funcionarios del Gobierno que había abogado por retomar el diálogo con el agro, pidió llevar el debate al Congreso y convocó a una reunión con los gobernadores de las provincias sojeras para debatir el asunto.

Sin embargo, el llamado no tuvo la respuesta esperada y solo asistieron Hermes Binner, Alberto Rodríguez Saá y Juan Schiaretti, ya que los mandatarios kirchneristas no participaron por orden del matrimonio presidencial. Katz admitió que la propuesta de Cobos «no tuvo el grado de repercusión ni los resultados deseados», pero destacó que con su actitud «reafirmó la vocación de diálogo y la construcción de consensos» que el Gobierno no había expresado hasta el momento.

Juan Carlos Jaliff, ex vicegobernador durante la gestión de Cobos en Mendoza, señaló que el vicepresidente va en «la dirección correcta» y advirtió que «si alguien no podía faltar en estas negociaciones eran los tres gobernadores» radicales K: Miguel Saiz, Arturo Colombi y Gerardo Zamora.

En un documento consensuado por intendentes, legisladores y dirigentes radicales destacaron el «valioso aporte en la búsqueda de una solución al conflicto» que realizó Cobos y aclararon que la salida no es «enfrentando al gobierno del que somos parte, sino aportando una idea, una visión distinta».

El ex intendente de Mar del Plata también hizo referencia a los agravios formulados por la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en contra de Cobos y comentó que pidió que «alguien del Gobierno saliera a decir que sus palabras habían sido injustas o incorrectas». Cobos fue tratado de «traidor» por Bonafini, pero ningún oficialista salió en su defensa, se quejó Katz.

(DyN y Redacción Central)


Comentarios


Radicalismo K apoyó a Cobos y criticó a Kirchner