Rally Navideño: ¿Mito o realidad?



mi bolsillo

Si se miran las estadísticas uno podría inclinarse por lo segundo. En los últimos quince años el promedio industrial Dow Jones subió en 11 y lo hizo con un promedio de ganancias del 3,5% entre el Día de Acción de Gracias y fin de año. En el 2011, sin ir más lejos, el índice ganó un 8,5% en el lapso de tiempo considerado. En el caso del índice líder, S&P500, éste presentó subas en 12 de los últimos quince años y lo hizo también con una ganancia promedio del 3,2% durante ese período. No obstante, resulta claro que más allá de las cifras que apoyan la idea de que fin de año es un buen momento para las acciones, hay que saber que en realidad vivirlo o no siempre termina dependiendo de varios factores más; por un lado, por ejemplo, de las expectativas de ventas que se tienen para esta temporada y si éstas se terminan cumpliendo o no. Pero este año también dependerá de que los políticos encuentren o no una solución al denominado “abismo fiscal” antes del comienzo de enero. De lo contrario, el mercado lo sufrirá y lejos estará de pensar en Papá Noel. Ahora bien, si lo que se mira es el mercado local, el índice porteño también suele subir en esta época del año. En los últimos 15 años, el Merval ganó en 12 y sólo cayó en tres. En aquellos en que subió lo hizo con un promedio superior al 6% (si se excluye el 2001). De todos modos, dada la coyuntura actual de público conocimiento que afecta el mercado e incluso pone muy alto el piso de incertidumbre, cerrar este año en verde –cuando, además, se acumula una baja del 6%– será mucho más difícil que en otros momentos. No bastará con el optimismo que despierta esta época ni tampoco con acoplarse a una eventual suba americana. Se deberá esperar a que la Justicia americana se calce el traje de Papá Noel y le regale al gobierno (y a los inversores) una apelación exitosa. Por ende, una vez más, lo importante es saber: ¿cree o no usted en Papá Noel? (*) Economista y jefa de Research de Portfolio Personal

Sabrina Corujo (*)


Comentarios


Rally Navideño: ¿Mito o realidad?