Rally:Valls pegó el último grito del año

Della Valentina, Cancio y Fernández son los campeones.



CINCO SALTOS (AC).- Todos festejaron en la llegada porque si algo sobraron fueron los motivos. Por lo complicado de la prueba, por una jornada excesivamente larga y por haber terminado un año de calendario difícil, quien más, quien menos, tuvo alguna excusa para abrazarse con su navegante, mecánico o seguidor.

Sobre el final, el triunfo fue para el prolijo y eficiente Carlos Valls quien prevaleció cuando parecía que no se le podía escapar a Marcelo Zóttele quien venía haciendo diferencia de a puñados.

El rally “Coronación” marcó además las victorias de Alejandro Cancio en la N-3, de Angel Fernández en la A-6 y del ascendente Diego Pérez en la A-1. También esta competencia significó la consagración como campeones de Rudy Della Valentina en la A-7, Cancio en la N-3, “Martillo” Fernández en la A-6 quienes se sumaron al ya consagrado Juan Manuel Gómez que no pudo llegar.

En poco más de 84 kilómetros de recorrido, más de la mitad de los participantes debió quedar en el camino. Esta es una clara respuesta a la dureza de un cierre de temporada que deja algunas afirmaciones y otras incógnitas para el 2001.

La sensación fue que ajustando algunos detalles organizativos, no debería haberse demorado tanto por fallas en la seguridad. De haber sido normal, todo no debió haber ido más allá del mediodía para no quedar atrapados por la indiferencia, cuando Boca, Ríver y Talleres definían el campeonato.

Falta de policías para el control de la seguridad en la mañana temprano, ausencia de ambulancia en otro especial y roturas en otros sectores, obligaron a varias modificaciones que acortaron el recorrido.

Pero vamos a los hechos. De madrugada arrancaron Nonnenmacher y Zóttele dispuestos a dejando en claro que los de Regina no venían a pasear. Claro que al del Clío la cosa se le complicó y en el especial 7 el motor dijo basta y será hasta el año que viene.

Con Della Valentina controlando todo de cerca, Valls haciendo su ritmo y Salem que por algunos motivos venía perdiendo terreno, todo se simplificó para el vehemente piloto del 18 que a dos especiales del final dijo “quiero seguir haciendo diferencias”.

También le quedó libre el camino a Cancio en la N-3, Grassano que se quedó muy temprano por un problema eléctrico le facilitó las cosas a Fenández porque además Berbel venía con problemas de caja, mientras que en la A-1, ya sin Gómez, la pelea se planteaba entre Adaro y el barilochense Pérez.

A excepción de la clase menor donde Pérez llegó al triunfo en el final, pareció que no había mucho para agregar a lo que se había visto en la calurosa jornada.

Pero -y aquí viene el golpe de escena- en el enlace entre el especial 9 y el súperprime, Zóttele rompió el diferencial, llegó atrasado a la largada y para rematar, quedó “colgado”.

Valls, aprovechó para descontar los casi 40 segundos que le llevaba el reginense y quedarse con la victoria.

Esta prueba extenuante, marcó el final de una dura temporada y abre las expectativas para lo que vendrá. Mientras algunos piensan en cambios, otros ya trabajan para conseguir apoyo y así poder seguir despuntando este deporte, que además es un vicio.

Voces

CINCO SALTOS (AC).- Cada auto que llegaba era recibido por los suyos con gritos de aliento, las risas, los abrazos y las lágrimas fueron tan comunes como el cansancio y la transpiración de los protagonistas. No fue para menos. Se terminó una exigente temporada, y para muchos, habían podido sortear los duros caminos de la zona aledaña a Cinco Saltos. Entonces, allí estaba la explicación.

Claro que hubo puntos altos. En ese tren habría que utilizar las palabras justas para poder explicar con exactitud lo que fue la emoción de Angel Fernández.

“Martillo” no pudo analizar con tranquilidad la obtención del campeonato porque la emoción lo traicionó. “Lo esperamos durante mucho tiempo y por eso lo recibimos con tanta emoción. Por supuesto que cuando hablo en plural me refiero a toda la gente que desde siempre me dio una mano para que pueda disfrutar de esta pasión”. Y dejó una frase para uno de sus rivales. “Me hubiese gustado que Grassano pudiese haber completado la prueba porque se merecía tener la chance de pelear hasta el final. De todos modos, para él también va este título porque ha sido siempre un digno rival”.

La gente de su ciudad lo esperó para festejar. Aunque muchos eligieron la definición del fútbol por TV, otros aguantaron algo más para darle su grito de aliento a Rudy Della Valentina. “Es el triunfo de toda esta gente que siempre está pendiente de lo que me ocurra cuando corro, que disfruta cuando gano y se amarga cuando no salen las cosas. Para ellos y mis colaboradores dedico este título”.

Más locuaz que de costumbre, dejando de lado su parquedad, Valls dijo algo más que el “todo bien” con que se despachó en cada final de prueba. Fue tiempo de “agradecer a los que confiaron en nosotros y nos dieron apoyo económico, logístico y de hinchas. Estoy contento pero entiendo queme resultaba muy difícil correrlo a Zóttele, pero así son las carreras y hay que aceptarlas como tal. Yo viví algo similar”, dijo el cipoleño.

Alejandro Cancio también estaba eufórico. Ganó la carrera y el título. La explicación del piloto de Plaza Huincul fue sencilla. “Corrí con un auto que no se paró nunca y por eso fuimos haciendo la diferencia”.

El joven piloto reconoció que “el que termina fue un gran año para mi en el automovilismo, entonces habrá que seguir trabajando para mejorar más aún”.

El calor, el viento y las demoras

CINCO SALTOS (AC).- Algunas situaciones fueron constantes a lo largo de la jornada. El calor que arreció sobre el mediodía, el viento que por momentos complicaba las cosas y las demoras constantes que fueron dilatando una prueba que debió haber finalizado mucho más temprano.

Sin embargo, esta actividad, arraigada definitivamente en la regiónno sabe de escollos y la gente siempre dice “presente” en cada lugar por donde pasan los autos. Ayer no fue la excepción y a pesar de todos los contratiempos, hubo buena presencia de público.

Roturas: Hubo para todos los gustos. Miguel Nonnenmacher se quedó sin motor, Jorge Grassano por un problema eléctrico, Ricardo Salem semieje, Jorge Gentile muy temprano por motor, Dante Berbel llegó con serios problemas de caja y Carlos Emery también lo hizo pero luego de cambiar el distribuidor en pleno especial.

¿Con un N-4?: Parece que Alejandro Cancio irá por más en la temporada que viene. Sus aspiraciones consisten en seguir escalando en el nivel de potencia de los autos y es por eso que no descarta poder competir con un auto de la N-4 a nivel nacional. La confirmación llegará en pocos días.

No sabe si seguirá: Como contracara de la situación anterior se presenta la situación del barilochense Diego Pérez. Sobre la misma línea de llegada, el joven piloto manifestó que “ahora llegó el momento de replantear la situación, si no conseguimos apoyo, será muy difícil seguir”.

Sin consecuencias: Varios vuelcos produjo esta última prueba del calendario.El más importante fue el de Roberto Gil quien destrozó el auto pero felízmente sin consecuencia personales. El piloto roquense venía cumpliendo una buena labor.

foto: Carlos Valls festejó en la última prueba del calendario. El piloto cipoleño consiguió modificar una racha adversa para terminar en lo más alto del podio.


Comentarios


Rally:Valls pegó el último grito del año