Raptaron a una mujer y la quemaron con cigarrillos



BUENOS AIRES (Télam).- Una mujer fue privada de su libertad ayer cuando aguardaba el colectivo a una cuadra de su casa, en San Martín, por dos hombres que la subieron a un auto durante tres horas, la torturaron con cigarrillos encendidos, la interrogaron, y finalmente la liberaron en Luján, informaron ayer fuentes policiales y judiciales.

Los investigadores descartaron que los delincuentes pretendieran cometer un secuestro extorsivo y sospechan que el caso puede estar relacionado con una venganza contra un productor artístico para quien trabaja el hijo de la víctima. Es que durante el interrogatorio al que sometieron a la mujer, los delincuentes le exigían que aportara datos sobre una camioneta importada que pertenece a ese empresario.

La mujer debió ser internada en una clínica de San Martín, aunque luego fue dada de alta y pudo aportar los datos a la policía para elaborar el identikit de uno de sus atacantes.

El episodio se inició el miércoles cuando Norma Telma Gualtieri Pabliani, de 66 años, fue capturada por dos hombres en el cruce de la avenida Presidente Perón y Ricardo Balbín (ex ruta 8), a sólo una cuadra de su casa, en momentos en que esperaba un colectivo.

Según las fuentes consultadas, la mujer fue obligada a subir a un auto en el que la encerraron, donde fue torturada y quemada con cigarrillos encendidos, mientras era interrogada por uno de los hombres para que le revelara dónde guardaba la camioneta 4×4.

“No tenía lesiones graves, sino que algunas quemaduras superficiales. Más que nada quisieron asustarla para que hablara”, dijo una fuente de la investigación.

Los investigadores dijeron que los delincuentes le preguntaron sobre una camioneta Mitsubishi Montero que pertenece a un representante de estrellas del espectáculo llamado Fernando Maldonado, para quien trabaja el hijo de la mujer. De acuerdo con la denuncia radicada luego por la víctima en la comisaría Primera de San Martín, ella no tenía idea sobre la camioneta por la que era interrogada, ya que nadie en su familia tiene un vehículo de esas características.

Luego de ser mantenida cautiva durante tres horas en el auto, los delincuentes la liberaron en un camino de tierra del partido bonaerense de Luján, tras robarle la alianza de casamiento que tenía puesta y cinco pesos que llevaba.

La víctima caminó hasta una almacén de campo, situado en el kilómetro 54 de la ruta a Luján, desde donde llamó a su familia para pedir ayuda.

Gualtieri Pabliani fue internada en la Corporación Médica de San Martín, donde horas después le dieron el alta. La mujer fue llevada luego hasta la comisaría, donde elaboró un identikit.


Comentarios


Raptaron a una mujer y la quemaron con cigarrillos