Rasguñaron la dorada

Las Leonas llegaron a la final de los JJ. OO., cayeron 2-0 con Holanda y fueron medalla de plata.



#

Por cuarto Juego Olímpico consecutivo el equipo femenino de hockey sobre césped volvió a subirse al podio. El grupo de Retegui se quedó con la medalla de plata.

El seleccionado argentino femenino de hockey sobre césped tuvo un año movido: de enero a diciembre las noticias de Las Leonas estuvieron a la orden del día. Primero con la confusa salida de Soledad García, en una fuerte decisión del Chapa Retegui, ya que la cordobesa es una goleadora de raza. En febrero, luego de vencer por la mínima diferencia a Gran Bretaña, de la mano de una Lucha Aymar inspirada, Argentina se quedó con el Champions Trophy. Las Leonas llegaron a los Juegos Olímpicos con el objetivo de colgarse la única medalla que les faltaba, la dorada, luego de obtener la presea de plata en Sydney 2000 y las de bronce en Atenas 2004 y Pekín 2008. Argentina era firme candidata a subirse a lo más alto del podio, venían de ser campeonas mundiales en Rosario 2010 y contaban con un plantel joven, liderado por jugadoras experimentadas como Aymar y Noel Barrionuevo. El elenco albiceleste integró el grupo B y terminó clasificando en primer lugar, luego de vencer 7-1 a Sudáfrica, 2-1 a Nueva Zelanda y 3-1 a Alemania. Empató con Australia y cayó por la mínima frente a Estados Unidas, equipo que lo derrotó en la final de Guadalajara 2011. En semifinales Las Leonas derrotaron a Gran Bretaña por 2 a 1 y Holanda superó en la definición por penales a Nueva Zelanda. Argentinas y holandesas volvían a verse las caras en un Juego. El último duelo había sido en Pekín, con un 5-2 a favor de las Naranjas que terminaron llevándose el oro. El elenco defensor del título fue superior a su rival en el match final, ganó 2-0 y volvió a estar en lo más alto del podio. Por su parte, las chicas argentinas vieron frustrado su sueño de colgarse por primera vez la presea dorada. El año se termina, pero no las noticias. Hace un par de semanas Retegui renunció a su cargo y Marcelo Garraffo será su reemplazante. El entrenador firmó contrato por dos años y la prioridad es saber si Lucha Aymar va a continuar jugando en el seleccionado. Por lo pronto, se viene un año de transición, con un claro objetivo: buscar el recambio.


Comentarios


Rasguñaron la dorada