Reabren la “ruta del apartheid”



BEIT SIRA, Cisjordania.- Los palestinos podrán tomar de nuevo una de las principales rutas que unen a Jerusalén con Tel Aviv, bautizada la “ruta del apartheid” porque se les prohibía su acceso desde el año 2000, pero la noticia inquieta a los israelíes. Durante casi diez años, un cordón israelí impedía a los habitantes de Beit Sira tomar la ruta 443, construida en sus tierras, para llegar a otras localidades de la Cisjordania ocupada. Dentro de unos días, tendrán de nuevo acceso a la mayor parte de este importante eje, tras una reciente decisión de la Corte Suprema israelí. En 20 minutos podrán llegar a Ramallah, la capital política de Cisjordania, en vez de perder horas tomando un largo desvío. “¡Han construido esta ruta en nuestras tierras, en los campos de campesinos y no teníamos derecho de utilizarla!”, se indigna Ibrahim, un lugareño de Beit Sira. Pero si los palestinos están aliviados con poder retomar la ruta 443, los conductores israelíes, que son decenas de miles en utilizarla a diario, temen por su seguridad. “Voy a seguir rodando en la 443 porque no tengo otra opción” debido a las restricciones de circulación en otros ejes, dice Moshé Sasson, camionero. “Pero no permitiré a mi mujer ni a mis niños hacerlo, sobre todo la noche, debido a los lanzamientos de piedras y de botellas incendiarias”, añade. La ruta, protegida por alambradas, paredes y vallas, bordea los pueblos palestinos, los campos de olivos, las bases militares y un centro de detención cerca de Ramallah. (AFP)


Comentarios


Reabren la “ruta del apartheid”