Reacciones opuestas por la incorporación de policías en Neuquén

Los empresarios dicen que 400 nuevos agentes ayudarán a combatir la inseguridad y la APDH pronostica más represión

NEUQUEN (AN).- La decisión de la Policía de Neuquén de incorporar 400 nuevos aspirantes a agentes y oficiales generó reacciones encontradas en distintos sectores sociales. Mientras en el ámbito empresario y comercial la medida es vista con buenos ojos, dirigentes de organismos defensores de los derechos humanos dijeron que la iniciativa sólo implica invertir más en “represión”.

“Es un contradicción, por parte del gobierno provincial, invertir más dinero en fuerzas represivas que en resolver los problemas sociales de fondo”, manifestó ayer la presidenta de la Asociación por los Derechos Humanos (APDH) neuquina, Nerea Montes.

Mientras tanto, para el vicepresidente de Acipan, Edgardo Phielipp, la iniciativa de la Jefatura es “un avance importante para resolver el flagelo de la inseguridad”.

“Es una muy buena medida ampliar tanto los recursos humanos como la calificación del personal policial”, agregó.

Para Phielipp, la decisión contribuirá a descomprimir el clima de inseguridad que viven los comerciantes neuquinos.

No obstante, el representante de la cámara que nuclea a la mayoría de los empresarios y comerciantes de la región, dejó en claro que en materia de inseguridad intervienen muchos factores. “Es necesario, por ejemplo, cambiar la legislación y también atender los conflictos sociales que no se resuelven incorporando más personal”, comentó.

Nerea Montes de la APDH sostuvo que mientras a la policía provincial se la siga utilizando para aplacar los reclamos sociales “difícilmente se producirá un acercamiento con la gente”.

De esa forma, cuestionó uno de los objetivos que impulsa la cúpula de la policía neuquina que pretende, además de aumentar en un 10 % el cuerpo de policías, consolidar la idea de “trabajar más en prevención que en represión”.

Montes no comparte el mismo argumento. “Vivimos en una sociedad hipócrita -sostuvo- que se preocupa más en financiar fuerzas represivas, mientras se siguen recortando los presupuestos de salud y educación”.

Para la dirigente de los derechos humanos, acercar la policía a la gente no es una tarea sencilla que se resuelva aumentando el número de agentes o con mayor capacitación. “El tema pasa por definir para qué quieren (por el gobierno) la policía”, indicó. La llamativa cantidad de vacantes que abrió la Policía provincial tiene como contrapartida mayores exigencias, tanto académicas como psicofísicas para los interesados.

En un informe publicado por “Río Negro” se dieron a conocer algunas de las reformas para este año en la admisión de los futuros policías, entre las que sobresalen: estudios secundarios completos y buenas condiciones psicofísicas. Hasta el año pasado, alcanzaba con tener tercer año del secundario para poder incorporarse a las filas de la institución. Pero las exigencias ahora han aumentado y se aceptan sólo personas con secundario completo.


Comentarios


Reacciones opuestas por la incorporación de policías en Neuquén