Reactivan en Viedma la oficina de mediación comunitaria

ONG aportaría un equipo para la resolución de conflictos vecinales





Evangelina Martínez

VIEDMA (AV).- Una organización no gubernamental ofreció al intendente de Viedma, Jorge Ferreira, un equipo mediador en forma gratuita para aliviar el trabajo de la Justicia en conflictos de carácter vecinal. El nuevo proceso cuenta con una interesante experiencia que vivió la ciudad entre 2006 y 2009, que facilitó la resolución de situaciones enojosas de medianería, molestas humedades de paredes o mala convivencia. Ferreira y la concejal Fabiana Malpeli tomaron contacto con la Fundación Creciendo, a través de sus integrantes, Angélica Cartolano y María Laura Dumpé. Las conversaciones giraron en torno a la reactivación del Centro de Mediación Comunitaria. En la reunión se coincidió en la importancia de este sistema de resolución de disputas y se acordó que la Fundación presentará un plan de trabajo que permita fortalecer y mejorar las relaciones además de descomprimir los mecanismos tribunalicios. Adriana Abrameto, otra de las integrantes de la Fundación, explicó a “Río Negro” que el propósito es ofrecer junto al servicio, un plan de apoyo técnico capacitación a operadores en cuestiones relacionadas con violencia familiar y trata de personas. Esta profesional mencionó que “se apunta a ofrecer un ámbito donde las personas se puedan comunicar -dado que ese es el primer problema- y generar una manera de que puedan encontrar un consenso” frente a situaciones de violencia, agravios o insultos. La etapa experimental se pudo llevar a cabo merced a que la ordenanza 6.048 de 2006 había declarado de interés municipal el trabajo preliminar desarrollado en forma voluntaria por profesionales vinculados con la Asociación de Mediación de la Zona Este (Amze). Estos pudieron atender una veintena de casos de ese tenor a partir de un ofrecimiento que hizo la Junta Vecinal del barrio Belgrano para que los mediadores pudieran escuchar a las partes en conflictos durante dos días a la semana. Al parecer, esa experiencia no se pudo consolidar debido a que pocos integrantes del vecinalismo tomaron conciencia de la significación de esta herramienta. Como resultó difícil articular una estructura mínima con una cadena de responsabilidad y recursos humanos con dedicación exclusiva, en el municipio piensan que esta nueva oportunidad servirá para establecer definitivamente una oficina, lanzar una amplia campaña de difusión y armonizar los reclamos con todas las juntas vecinales. Desde el municipio insistieron en que a la administración Ferreira “no le costará un peso” porque el convenio a firmar tras la presentación del proyecto que debe formalizar la entidad, el financiamiento a la actividad de los mediadores correría por cuenta de la ONG.


Comentarios


Seguí Leyendo

Reactivan en Viedma la oficina de mediación comunitaria