Real Madrid saca una ventaja mínima, pero valiosa

Con un gol de Benzema, venció 1-0 en el Bernabeu al Bayern Munich en el partido de ida de semifinales

Lo más visto



#

Karim Benzema ya mandó la pelota adentro del arco del Bayern.

Liga de Campeones

El Real Madrid ganó hoy 1-0 al Bayern Múnich en el primer asalto de la semifinal de la Liga de Campeones tras un duelo sensacional en el que los blancos impusieron el valor de su pegada y el vértigo de su ataque.

Un tanto en la primera mitad de Karim Benzema inclinó un partido en el que el Bayern puso el dominio y el Real Madrid las ocasiones. Así, se consumó la primera derrota de Josep Guardiola como entrenador en el Santiago Bernabéu.

El Bayern Múnich dominó completamente en la primera mitad, pero las tres ocasiones claras fueron del Real Madrid, incluyendo un gol.

Aunque mermado, Cristiano Ronaldo fue titular, pero se cayó Gareth Bale por problemas estomacales. Eso le permitió a Carlo Ancelotti emplear un esquema más equilibrado, 4-4-2, con ayudas constantes en las bandas.

El Bayern fue fiel a sí mismo, con la posesión como obsesión. Como en los mejores tiempos del Barcelona, el conjunto de Guardiola estranguló la salida de balón de los blancos y luego recuperó casi instantáneamente la pelota. El Real Madrid casi nunca encontró la manera de ligar jugada, aunque tampoco se desesperó.

El problema del Bayern fue que le faltó la concreción que le sobró al Real Madrid. Hizo todo bien hasta llegar al área y hasta forzó siete saques de esquina en media hora. Pero el fútbol tiene una estadística mayor, la más importante, que es el gol.

Gol es lo que le sobra a un Real Madrid que necesita muy poco para sacudir las redes. A los 19 minutos, Cristiano Ronaldo filtró un gran pase para Fabio Coentrado, quien aprovechó el agujero de Boateng para mandar atrás y Benzema apareció solo para anotar sin oposición.

El Bayern acusó el gol. No tanto porque perdiera la posesión, que no ocurrió nunca, sino porque apareció cierta desconfianza. A los 26 minutos el Real Madrid desenfundó de nuevo con una gran ocasión de Cristiano Ronaldo, que mandó alto delante de Neuer. Y a los 41 minutos la gran oportunidad fue para Di María, quien desde cerca tiró alto cuando su hinchada cantaba el gol.

El intermedio llegó con un Santiago Bernabéu casi tan fatigado como sus propios jugadores, pero el marcador se encargó de limpiarle el sudor. A cambio, el Bayern se fue al vestuario con cara de desconcierto. Mucha posesión, pero nada tangible.

El partido estaba peligroso para el Bayern, o así lo entendió Guardiola, quien ordenó mayor vigilancia para los contraataques blancos. A cambio, su equipo perdió cierto control del juego y el Real Madrid no tuvo que perseguir tanto. Y lo primero que ocurrió en la segunda mitad fue un disparo de Cristiano Ronaldo que sacó Neuer con dificultad.

El Real Madrid pareció ascender físicamente a medida que el Bayern emitía signos de fatiga. Los blancos, con un Xabi Alonso imperial, comenzaron a equilibrar la posesión y su rival emitió los primeros síntomas de desconcierto.

Guardiola quitó a un desaparecido Ribery para poner más imaginación con Götze y también puso a Müller. Mientras, el Real Madrid metió a Bale en lugar de Cristiano Ronaldo. Nuevas propuestas para un nuevo partido a 18 minutos del final.

El Real Madrid tenía a favor un buen resultado, con el componente anímico que implicaba. Además, ya no se veía sometido al yugo dominador del Bayern y tenía confianza para tocar en la medular, administrando mejor su ventaja, tan pequeña como valiosa.

La primera gran ocasión del Bayern no llegó hasta los 84 minutos, con un disparo de Götze que encontró la mano de Iker Casillas. Para entonces, el duelo ya tenía una emoción extrema.

El Real Madrid dejó el corazón en el campo y finalmente celebró un resultado enormemente valioso dentro de un partido en el que los dos rivales demostraron que son dos gigantes mundiales. En Múnich se espera el segundo asalto por la final de Lisboa en otro duelo que promete ser grandioso.

FICHA DEL PARTIDO:

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Pepe (Varane, m.72), Ramos, Coentrao; Xabi Alonso, Modric, Di María, Isco (Illarramendi, m.82); Benzema y Cristiano Ronaldo (Bale, m.72).

BAYERN MÚNICH: Neuer; Rafinha (Javi Martínez, m.66), Boateng, Dante, Alaba; Lahm, Schweinsteiger (Müller, m.72), Kroos; Robben, Ribery (Götze, m.72) y Madzukic.

Goles: 1-0, m.19: Benzema.

Árbitro: Howard Webb (Inglaterra). Mostró tarjetas amarillas a Isco (m.57)

Campo: Santiago Bernabéu.

dpa


Comentarios


Real Madrid saca una ventaja mínima, pero valiosa