Reanudan audiencias por desaparecidos

En el juicio que se reanudará hoy en Bahía Blanca se intenta conocer el destino de las personas desaparecidas luego de ser secuestradas en "La Escuelita". Hoy declararán ex represores.

BAHIA BLANCA (Especial).- Las audiencias del juicio "Por la verdad" que intenta determinar el destino de los desaparecidos en jurisdicción del Quinto Cuerpo de Ejército durante la última dictadura militar, se reanudarán a partir de hoy en esta ciudad.

La Cámara Federal de Apelaciones bahiense que reiniciará el juicio está integrada por Augusto Fernández Vivot, Luis Cotter, Ricardo Planas y Angel Argañaraz y fue el único tribunal del país que en su momento declaró inconstitucionales las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y los indultos del ex presidente Carlos Menem.

Esta causa se inició en la década del "80, quedó paralizada a partir de las leyes promulgadas durante la administración de Raúl Alfonsín y se reactivó el año pasado a pedido de la fiscalía conducida por Hugo Cañón, luego de una presentación realizada por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Neuquén y Bahía Blanca.

Durante la primera etapa del proceso, que se extendió del 22 de noviembre hasta el 15 de diciembre de 1999, quedó demostrada la existencia del centro de detención "La Escuelita" que funcionó bajo la órbita del V Cuerpo del Ejército, donde fueron detenidas y torturadas personas procedentes de Bahía Blanca, Neuquén, Cutral Co, La Pampa y Viedma, entre otras zonas del país.

Algunas de ellos fueron "blanqueados" mediante traslados al penal de Villa Floresta o a dependencias "legales" del cuartel militar.

Sin embargo, muchas permanecen como desaparecidas y otras murieron en enfrentamientos fraguados porque "en el área del V Cuerpo la metodología fue la de acribillar a balazos a los detenidos y hacer aparecer a los muertos como abatidos en enfrentamientos o en combates que no eran tales" dijeron en su momento los testigos al fiscal Cañón.

Varios procesamientos

A partir de aquella primera etapa, la Cámara derivó al Juzgado Federal Nº 1 de esta ciudad los procesamientos del teniente coronel Julián Corres, único militar en actividad que declaró hasta el momento; y del militar retirado Adalberto Bonini, ex enfermero, ambos por falso testimonio; y del sacerdote Aldo Vara, por encubrimiento del delito de torturas.

El cura asistió a un grupo de jóvenes, en aquel momento alumnos de la ex escuela ENET, pero no les comunicó a sus familiares la situación de los chicos, tal como se lo solicitaron en reiteradas oportunidades.

Desde hoy el tribunal intentará seguir conociendo detalles sobre lo sucedido con las personas que pasaron por "La Escuelita", en especial con aquellas que continúan como desaparecidas.

En esta causa no se podrá llegar a condenas judiciales por esos aberrantes hechos, pero se busca la condena social de los actores principales. Aunque del expediente original se derivan otras tres investigaciones, la más importante es la "11d" que comprende a los niños nacidos en cautiverio y, supuestamente, apropiados por los represores, delito que no está amparado en las leyes de Obediencia Debida y Punto final ni en los indultos presidenciales.

Ex represores ante el Tribunal en la segunda parte

BAHIA BLANCA (Especial).- La primera audiencia de la segunda parte del "Juicio de la Verdad" se abrirá hoy a las 16 y están citadas seis personas para prestar declaración.

Según pudo establecer "Río Negro" estarán frente al tribunal, Humberto Adalberti, médico militar retirado y Ernesto Koltyk, ex médico policial; quienes fueron mencionados por varias de las personas detenidas. Los dos profesionales, el primero radicado en esta ciudad y el otro en Carmen de Patagones, fueron señalados por los testigos como quienes asistían a los torturados en "La Escuelita", según señaló Noemí Labrune de la Asamblea por los Derechos Humanos de Neuquén.

También pasará por el estrado Mario Méndez, sindicado como jefe del grupo represor y además chofer del general Vilas mientras éste ocupó la jefatura del V Cuerpo del Ejército. Méndez es subteniente retirado. Se lo conoció como "El loco de la guerra" y en la anterior etapa del juicio recusó sin éxito al tribunal y luego se excusó de declarar presentando un certificado médico.

Otro de los citados es Leonardo "Mono" Núñez, retirado del Servicio Penitenciario, quien habría estado a cargo del traslado de los detenidos desde el centro de torturas hasta el penal de Villa Floresta, una vez que eran "blanqueados", de acuerdo a varios testimonios coincidentes que obran en el expediente.

Una quinta persona, también retirado del Ejército, declarará entre hoy y mañana, aunque no trascendió su identidad.

Por último, se hará presente Oscar Bermúdez, una de las víctimas de la represión ilegal, oriundo de Viedma y residente en la Capital Federal.


Comentarios


Reanudan audiencias por desaparecidos