Rebelión fiscal contra la tasa del vertedero

El tributo aumento de 8 a 40 pesos por camión pero las empresas se niegan a pagarla. Solo se recaudaron 60 mil pesos hasta agosto.





BUSCAN SOLUCIONES

Hace un año el municipio aumentó la “tasa de uso de vertedero” de 8 a 40 pesos para cada camión o volquete, pero el efecto fiscal fue casi nulo porque las empresas del rubro la consideran confiscatoria y se niegan a pagarla.

Ante la rebelión, los funcionarios a cargo del control registran la deuda y los dejan pasar igual, a fin de evitar que los residuos recolectados por particulares tengan otros destinos.

También hubo promesas oficiales de revisar a la baja el monto del gravamen, que hasta ahora sigue sin cambios. De modo que la deuda de las firmas se agranda cada día y todo parece indicar que a la larga será parte de una negociación y el municipio nunca la cobrará.

En el presupuesto 2014 el Ejecutivo incluyó una optimista previsión de 200 mil pesos por recaudación de tasa del vertedero. El año pasado, en los primeros ocho meses, sólo ingresó 60 mil pesos por ese rubro.

La subsecretaria de Medio Ambiente, Susana Moyano, dijo que los basurales irregulares en tierras del Ejército y en algunos descampados son un problema de larga data y los atribuyó a la irresponsabilidad y la “desidia” de los vecinos. Pero dijo que no recibieron un mayor número de denuncias a partir del conflicto por la tasa.

Identificó a Contesur, Buby, Pirén y Survol como las principales empresas de contenedores que suelen llevar al vertedero escombros y basura de todo tipo.

“Desde el año pasado decidieron no pagar, porque están en desacuerdo con la tasa -dijo Moyano-. Así que acumulan una deuda que en algún momento habrá que resolver”.

Los operarios municipales encargados de la guardia permanente en el vertedero de la ruta 40 y en la ex cantera los dejan ingresar, pero tienen la indicación de tomar registro de la empresa, la patente y el nombre del chofer de cada camión.

Según Moyano, la intención es “hacer modificaciones en la tasa”, que en la última actualización, -propuesta por el ex intendente Omar Goye y aprobada por el Concejo-, multiplicó por cinco su valor anterior.

La funcionaria promovió encuentros con los concejales para que los dueños de las empresas que transportan residuos particulares “vayan a plantear la problemática” pero, según dijo, “no se presentaron”.

Señaló que esa actitud fue lo que “dilata la solución”. Admitió que a esta altura la deuda que mantienen “es importante” y no anticipó qué actitud tomará el municipio a esos incumplimientos.

En relación con el contenido de los camiones, Moyano aceptó que como práctica habitual suelen llevar basura común tapada con restos forestales a la ex cantera municipal, que fue dispuesta sólo para estos últimos.

Aseguró que si son detectados se los rechaza, mientras que si el encargado del control los descubre después de la descarga debe obligarlos a juntar y llevarse la basura prohibida.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Rebelión fiscal contra la tasa del vertedero