Rechazan compartir el poder en la CGT

Hugo Moyano desafió a los "Gordos" a disputarle la mayoría en la comisión directiva y señaló que "ahora se hacen los rambos" cuando "entregaron toda la vida a la gente".





BUENOS AIRES (DyN) – El líder de la CGT, Hugo Moyano, arremetió ayer contra los sindicalistas que cuestionan su liderazgo en la central obrera al calificarlos como «caras de piedra» y afirmar que «se hacen los Rambo» y «los reivindicadores de los trabajadores», cuando «entregaron toda la vida a la gente».

«Yo estoy defendiendo un modelo económico que nos ha permitido salir de la indignidad que nos llevaron hace muchos años», sostuvo el camionero, quien subrayó que «este gobierno no hizo nada que haya perjudicado a los trabajadores» y advirtió que su sector tiene «amplia mayoría» para retener la conducción de la CGT. Moyano dijo que los sindicalistas que lo enfrentan «hablan como si hubieran venido de otro planeta» y, tras responsabilizarlos de la situación económica generada durante la década del ´90 y la crisis del 2002, consideró que «son cara de piedra pero al máximo». Ayer, el sector de la CGT denominado «los gordos» (denominados así porque representan a los gremiso con más afiliados como UOCRA, metalúrgicos o empleados de comercio) pidió al gobierno que intervenga ante Moyano para lograr mayor participación en el poder sindical.

El jefe de la CGT aludió en particular a Luis Barrionuevo (gastronómicos) -quien está fuera de la central oficial- y Armando Cavalieri (mercantiles) y advirtió: «¿Qué me vienen a hablar estos muchachos?, ya están detenidos en el tiempo, ya fueron».

«Estoy medio podrido, resulta que ahora aparecen los reivindicadores de los trabajadores. Si entregaron toda la vida a la gente», exclamó Moyano: «¿Qué venimos a hacernos los Rambo, a pintarnos la cara de qué?».

En declaraciones a las radios 10, Mitre y Continental, ironizó que no sabe «cuáles son los reclamos concretos» de los sindicalistas que lo cuestionan, «porque unos dicen una cosa, otros dicen otra, y otros no se les entiende lo que dicen». Respecto de las quejas que hay sobre las reuniones que mantiene en la Casa Rosada, sin otros dirigentes, remarcó que «históricamente se manejo así: Perón se manejaba con Rucci directamente, siempre se manejó así». Cuando se le plantearon las críticas que hizo Cavalieri, contestó ofuscado: ¡Por favor! Pregúntele a los trabajadores de comercio a ver si prefieren que los conduzca Cavalieri o que los conduzca Moyano»

«¿Autoritario de qué? Si tenemos una mesa chica donde participamos todos, el Consejo Directivo, el secretariado, si no quieren venir que no vengan», aseveró.

Los mercantiles no se hicieron esperar y en un comunicado remarcaron que Cavalieri efectivamente es «un entregador de servicios de obras, de centros médicos y de formación y un ejemplo de coherencia y de respeto que le permitió hacer el gremio más importante del país».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Rechazan compartir el poder en la CGT