Rechazo opositor a los candidatos a la Corte

UCR y Pro dicen que el reemplazo no le concierne a CFK. En poco más de 40 días asumirá el próximo presidente.



#

La Corte funciona actualmente con cuatro integrantes, pero el 11 de diciembre se va Carlos Fayt.

El gobierno oficializó ayer su propuesta para que los jueces Domingo Sesín y Eugenio Sarrabayrouse sean los reemplazantes de Raúl Zaffaroni y Carlos Fayt en la Corte Suprema de Justicia, luego de que el miércoles retirara el pliego de Roberto Carlés del Senado. La propuesta de Cristina Fernández fue rechazada por la oposición, que argumentó que los reemplazos los debe decidir el presidente que será elegido en el balotaje del 22 de noviembre. Según los avisos oficiales del ministerio de Justicia y Derechos Humanos publicados ayer en el Boletín Oficial, desde ayer corren 15 días para presentar las observaciones correspondientes sobre los antecedentes de los dos aspirantes al máximo tribunal, para luego ingresar al Senado, que es el que finalmente deberá aprobarlos o rechazarlos. La decisión del gobierno se da a solo 42 días del recambio presidencial, y a 25 de la segunda vuelta electoral que definirá al sucesor de Cristina. El senador radical Ernesto Sanz anticipó ayer su postura respecto a la cobertura de vacantes en la Corte Suprema de Justicia: “Como presidente del radicalismo adelanto que no vamos a acompañar esto. Si hace un año no había legitimación de Cristina Kirchner para presentar candidatos para la Corte, hoy, a 20 días de la elección, menos”, sentenció. Los senadores Mario Cimadevilla (UCR-Cambiemos) y Liliana Negre de Alonso (Compromiso Federal) ratificaron la postura. Cimadevilla y Negre de Alonso ratificaron ayer el compromiso que meses atrás suscribió la oposición según el cual no considerarán pliegos para cubrir vacantes “hasta tanto no se produzca el cambio de gobierno”. Por su parte, el diputado del Pro Pablo Tonelli afirmó: “No es momento para que la presidenta postule candidatos a integrar la Corte Suprema. Se trata de una responsabilidad que claramente corresponde al próximo presidente, que será elegido en pocos días más. La presidenta debe dedicarse a vaciar los cajones del escritorio y dejar las cosas lo más ordenadas que sea posible”. La presidenta Cristina Fernández había reclamado más temprano al Senado que no “someta” a los “avatares electorales” a su propuesta. La mandataria afirmó que la “completa integración” del máximo tribunal “es un tema central de la vida institucional del país” y, por tanto, “debe actuarse con la seriedad y responsabilidad que el tema exige”. “Debe imperar la cordura y no el enfrentamiento, por el simple alineamiento político”, pidió la jefa de Estado, en el mensaje que dirigió al Senado, y que fue leído ayer por mañana en la Casa de Gobierno por el ministro de Justicia, Julio Alak. En tanto, sobre el retiro del pliego de Roberto Carlés, sostuvo que “fue objeto de una injustificada negativa por parte de la oposición al tratamiento de su pliego, produciendo con esa actitud antidemocrática, una maniobra que, además, generará inconvenientes en el funcionamiento del más alto tribunal de nuestro país, afectándose en consecuencia su integración y normal prestación del servicio de justicia”. “La postulación de Carlés estuvo cuestionada desde sus comienzos por razones netamente políticas, sin tenerse en cuenta sus antecedentes académicos, trayectoria y numerosas adhesiones recibidas”, lamentó. (DyN)

Rumbo al balotaje


Comentarios


Rechazo opositor a los candidatos a la Corte