Reclaman seguridad en una escuela



Las clases prácticas en el Centro de Capacitación Técnica de Cinco Saltos no comenzaron aún debido a que no están dadas las condiciones de seguridad. El delegado de Educación afirma que "falta buena voluntad", mientras que los directivos de la escuela aseguran que ya desertaron 150 de los más de 200 inscriptos.

CINCO SALTOS (ACS)- Los alum-nos del Centro de Capacitación Técnica número tres no van a taller porque el lugar no brinda las condiciones de seguridad necesarias, a un mes y medio de comenzado el ciclo lectivo. El delegado del Consejo Provincial de Educación piensa que "falta buena voluntad" porque hay partes que ya podrían estar funcionando y reaccionó duramente por las críticas cuando están trabajando en una obra "que es reclamada desde hace años".

El CCT funciona de noche en instalaciones del CEM 95. Es un establecimiento de enseñanza de oficios destinado a adultos, que duran entre uno y tres años.

Este año el ciclo lectivo empezó con una obra en el taller que obligó a demo-rar las clases prácticas. "Pero todas las materias teóricas son un complemento del taller que es lo que quieren los a-lumnos" dijo el director, Mario Satti.

Flanqueado por alumnos que convocaron a los medios de prensa para hacer público su reclamo, Satti explicó que la demora "hizo que sobre más de 200 inscriptos para primer año hayan desertado 150".

Para el delegado zonal del CPE, Daniel Aquilano, "el taller ya tendría que estar funcionando porque la empresa así me lo informó". Anoche Aquilano se iba a acercar hasta el CCT. Adelantó que a su entender "falta buena voluntad. Se hizo el piso completo, después nos pidieron que lo pintemos y hay lugares que ya pueden empezar a trabajar".

Sobre los alumnos que desertaron dijo que "por trabajar hace doce años en una escuela técnica sé que es histórico en centros nocturnos de enseñanza".

Agregó que "ahora nos critican porque estamos trabajando. Si no ponemos un poquito de buena voluntad todos no se va a solucionar".

Satti en cambio señaló que "falta la parte eléctrica para conectar las máquinas, no podemos trabajar con alambres desparramados, chapas. Si alguien se tropieza y se lastima, ¿quién se hace responsable?" preguntó.

El directivo responsabilizó "a la falta de organización del CPE de hacer los trabajos, que todos veníamos pidiendo, pero en época de receso. Nos prometieron que en 15 días a partir del inicio de clases iba a estar listo el taller y acá estamos esperando".

El personal directivo del Centro "sale todos los años a explicar casa por casa qué se enseña y vienen por la parte práctica, si no la tienen no les sirve, y que un día los hagamos ir antes, los días de taller que no vengan hace que los alumnos se cansen".

Una mujer estudiante de segundo año de carpintería, Guadalupe Benavídez, expresó que "el pulmón acá es el taller y para la gente que recién comienza es una pérdida de tiempo si no puede practicar".

Aquilano no ocultó su molestia por los "constantes reclamos que salen en el diario de las escuelas de Cinco Saltos cuando estamos haciendo obras de envergadura, como en el CEM 72 con sanitarios e instalación eléctrica nueva o una sala de jardín en la 252". Se le hizo notar que la presión de los padres ha ayudado a que las obras tengan un impulso mayor. "Puede ser", dijo.


Comentarios


Reclaman seguridad en una escuela