Reclamo de Justicia a cuatro años de la muerte de Fuentealba



#

Gremios y agrupaciones políticas y sociales repudiaron la candidatura de Sobisch.(Foto: Laura Frank )

NEUQUÉN (AN).- Un contundente rechazo a la posibilidad de que el ex gobernador Jorge Sobisch pueda volver a postularse en una elección lanzaron ayer sectores sindicales, políticos y sociales, en el marco de un evento cultural y artístico en el que el segundo blanco de las críticas en cada intervalo fue la Justicia provincial. La actividad fue organizada por gremios –ATEN, Sejun, CTA–, agrupaciones políticas y sociales –MUN, Proyecto Sur, UCR, MST, Colectiva Feminista La Revuelta– y organizaciones no gubernamentales, como la Conrado Cultural, la Revuelta, la Confederación Mapuche, entre otros. En la víspera de la interna partidaria que definirá el candidato del MPN a la gobernación, la consigna fue clara: “Jorge Sobisch, nunca más”. No se trató de una convocatoria a votar por su adversario, el actual gobernador Jorge Sapag, sino de una crítica a la justicia y de una defensa a la democracia. De todos modos, las diferencias que surgieron puertas adentro del gremio docente, cuando en la semana las seccionales cuestionaron el posicionamiento de la conducción provincial –que ayer estuvo en el evento– porque lo interpretaron como un posicionamiento electoral, se hizo notar en la explanada bajo el monumento a San Martín. Allí, donde se presentaron distintos grupos de música y teatro, hubo pocas banderas y ni una sola consigna política. En cambio, lo que se escuchó en todo momento desde el micrófono fue un relato del recorrido que han tenido las dos causas judiciales que se abrieron por el asesinato del docente Carlos Fuentealba. El reclamo de quienes organizaron el festival apuntó en todo momento al papel de la Justicia provincial en la investigación de los responsables políticos por la muerte del docente. “Este hombre no puede caminar por la calle como si fuera uno más, simplemente porque no lo es. Ha hecho mucho daño”, se escuchó en los parlantes minutos antes de que el grupo de teatro callejero G11 comenzara su presentación. Las palabras en el micrófono se referían a Sobisch y la intervención artística comenzó con media docena de actores corriendo entre la gente, con sus ojos cubiertos por un antifaz negro. El espectáculo comenzó a las 20, con G11, y luego continuó con la música de Cromosoma X y otras bandas de rock invitadas. Con el paso de los minutos, la explanada se fue colmando. No hubo movilización y todo se concentró frente al monumento a San Martín. Familias, jóvenes y referentes políticos y sociales permanecieron varias horas en el lugar. Todo terminó cuando, en otro punto de la ciudad, Sobisch cerraba su campaña electoral.


Comentarios


Reclamo de Justicia a cuatro años de la muerte de Fuentealba