Reclamo de justicia por el crimen de Dalma Oyarzo



#

Unas 400 perso-nas fueron a la marcha.

EL BOLSON (AEB) – Una silenciosa y pacífica marcha de 400 personas se efectuó ayer en demanda de verdad y justicia por la muerte de Dalma Nerea Oyarzo (18). Familiares, vecinos y compañeros de escuela de la adolescente caminaron desde el barrio San José hasta el hospital bolsonés donde se realizó un acto.

La joven falleció el 18 del corriente en el hospital de Bariloche, a causa de una infección generalizada. Los padres acusaron públicamente al hospital de El Bolsón por el trato inadecuado que a su juicio tuvo Dalma. Hay una causa judicial abierta y fue secuestrada la historia clínica, mientras se esperan los resultados de análisis para determinar con exactitud los motivos del deceso.

La columna partió a las 10.30 desde el playón del Hogarcito Franciscano compuesta por algo más de 100 personas. Iban a la cabeza los padres -Viviana Catalán y Luis Oyarzo- tíos, hermanos y el novio de la muchacha.

“Hasta tanto volvamos a encontrarnos Dios te guarde en la palma de su mano, te extrañamos”… finalizaba el texto de un letrero que llevaba, con el rostro surcado de lágrimas, una hermana, también adolescente, de la muchacha desaparecida. Otros carteles recordaban a Laura Albrecht, una joven de 18 años fallecida en diciembre de 2000 luego de una cesárea practicada en el hospital

Los manifestantes se dirigieron por la ruta 40 hasta el acceso al casco urbano, en la intersección con Pueyrredón, donde hicieron un alto en la escuela 140. Allí la joven hizo la primaria y la directora se estrechó en un abrazo con la madre de Dalma.

En ese lugar se sumó asimismo una numerosa caravana de adolescentes que eran los actuales compañeros de la chica, en el CEM 10. Luego, por la avenida Sarmiento, la marcha terminó en la explanada frente al hospital.

Al llegar frente al hospital, el franciscano José Luis De Gennaro, invitó a rezar y en breves palabras dijo que “el médico no puede estar pensando en un juicio, deben tener los instrumentos adecuados” y opinó que el futuro nuevo hospital no puede carecer de una sala de cuidados intensivos, independientemente del costo que ello implique. Finalizados los rezos, se depositaron velas encendidas en la escalinata de entrada al hospital y el padre de Dalma, Luis Oyarzo, agradeció a toda la comunidad por el apoyo.


Comentarios


Reclamo de justicia por el crimen de Dalma Oyarzo