Reclamos en dos colegios neuquinos por falta de aulas

En la EPET 3 de Gregorio Alvarez y el CPEM 40 de San Lorenzo los alumnos decidieron no ingresar hasta que el CPE responda a los reclamos que se realizan desde el año pasado.



NEUQUEN (AN).- A un mes del comienzo de clases los problemas en los establecimientos escolares de Neuquén continúan. Los alumnos de la EPET 3 y del CPEM 40 realizaron ayer una protesta para reclamar aulas y profesores. Profesores y directivos apoyaron la medida de protesta.

Los colegios de Neuquén Capital recibieron este año a sus estudiantes con un sinfín de problemas de carácter edilicio y administrativo que en muchos casos no encuentran todavía solución.

Ayer se sumaron al listado de escuelas en conflicto, la EPET 3 del barrio Gregorio Alvarez y el CPEM 40 de San Lorenzo. Los alumnos decidieron no ingresar a las aulas hasta tanto el Consejo Provincial de Educación no responda a los reclamos que desde la dirección se vienen realizando desde el año pasado.

En la escuela técnica fueron los estudiantes que cursan el último año del secundario quienes colmaron el salón principal del edificio para exigir la habilitación de un aula.

Para el ciclo lectivo 2004, el CPE autorizó la creación de un nuevo quinto año con orientación en electromecánica y creó por resolución los cargos docentes. Pero los 13 alumnos inscriptos en esa división no tienen espacio físico adecuado para el dictado de las clases.

La EPET 3 tiene serios inconvenientes de infraestructura edilicia. La dirección y demás dependencias administrativas funcionan en un aula que fue subdividida con paneles de madera. La sala de profesores y biblioteca son utilizadas también como salones de clases.

 

"Compromiso del CPE"

"El año pasado las autoridades del CPE se comprometieron a construir una nueva dirección para que podamos remodelar el espacio actual y habilitarlo como aula. En un principio nos dijeron que las nuevas instalaciones estarían para fines de abril y después para fines de mayo o fines de junio. Pero hasta el momento no se ha puesto ni un sólo ladrillo", comentó enojada la directora del establecimiento, Margarita Covic.

Frente a la ausencia de respuestas, los alumnos del quinto año que hasta ayer tomaban sus clases en la biblioteca y eventualmente en la sala de profesores, dijeron basta y se negaron a continuar con el dictado de las materias.

La medida de protesta fue inmediatamente respaldada por los estudiantes de otros cursos, profesores y directivos. Sin em

bargo, la directora aseguró que "aquellos alumnos que quieren tener clases están en las aulas, el resto permanece dentro del establecimiento hasta el horario de salida".

"Parecemos nómades cargando sillas y bancos de un lado a otro para poder tener clases. Pero se terminó, no vamos a entrar a las aulas hasta que no nos garanticen que vamos a tener un lugar definitivo", aseguró Manuel, uno de los alumnos de 5ß año.

En el CPEM 40 el clima era similar.

En este caso los afectados fueron los alumnos de primer año, que no tienen profesores que se hagan cargo del dictado de las materias.

Si bien la vicedirectora del colegio secundario se negó a dialogar con este medio, se supo que el problema es que el CPE aun no emitió la resolución correspondiente que habilita el llamado a concurso para cubrir las horas cátedras del primer año.


Comentarios


Reclamos en dos colegios neuquinos por falta de aulas