Reclamos y falencias en el Caina Femenino

La Defensoría del Pueblo constactó problemas en la residencia femenina. Pidió información al ministerio de Desarrollo Social





Sociedad

La residencia femenina de Viedma perteneciente al Centro de Atención Integral de Niños y Adolescentes (CAINA), se convirtió en un lugar de escenas violentas; según pudieron constatar inspectores de la Defensoría del Pueblo de Río Negro.

El personal de ese organismo de control debió ingresar al establecimiento por una puerta laboral ya que el ingreso principal estaba neutralizado.

Según informaron los empleados a los inspectores, las adolescentes alojadas allí se encuentran con restricción de salidas, y afuera les instalaron guardia policial, de civil. Hicieron referencia que en los últimos días se registraron inconvenientes cuando “destrozaron vidrios, ventanas, tapa rollo, puertas, rejas, quemaron sábanas, cortinas, le gritaban a la gente que pasaba, ponían la música a todo volumen”.

Agregaron que fuera del establecimiento se encontraban allegados de las jóvenes y querían ingresar al lugar, por lo tanto se verificó que averiaron a patadas la puerta principal que actualmente se encuentra trabada.

Los empleados del Ministerio de Desarrollo Social indicaron que “recibieron quejas de los vecinos, quienes se encuentran muy preocupados por la situación”.

El personal de la Defensoría constató que el dormitorio de las jóvenes se encuentra virtualmente destruido, con el placard sin puertas porque fueron violentaron, la ropa se encontraba tirada en el piso, las camas sin hacer, un colchón en el piso, la ventana tapada con una frazada porque rompieron las ventanas y los vidrios, algunas rejas dobladas, las luces rotas, la puerta del baño con agujeros hechos con el barral de las cortinas, el techo con quemaduras y agujeros, el calefactor roto.

Entrevistadas las adolescentes, manifestaron que “la reacción fue consecuencia de que les prometen cosas y después no las cumplen, que quieren recibir visitas y que las dejen salir”. En distintas oportunidades, los vecinos han hecho llegar sus reclamos por situaciones similares y fueron recibidos por la defensora del Pueblo, Nadina Díaz se reunió oportunamente con el ministro de Desarrollo Social, Ricardo Arroyo, quién reconoció las falencias edilicias del lugar, prometió una pronta reubicación, hasta tanto se construyera un edificio adecuado, cuya licitación dijo “tiene que abrirse antes de fin de año (2014)”. Ante esta situación, la defensora manifestó su preocupación por los problemas persistentes en el CAINA que “denotan una vez más la falta de políticas para el tratamiento, cuidado, resguardo, contención y atención a las situaciones de vulnerabilidad de niños y adolescentes” y solicitó al Ministro Arroyo la urgente necesidad de una respuesta, tanto por la situación de las adolescentes, como de las operadoras que manifestaron “temor a que esta situación se repita y que además de los destrozos se puedan causar daños físicos”.

Durante julio pasado, la cartera que conduce Arroyo rehuyó a dar precisiones en torno a las preguntas formuladas por el bloque legislativo Alianza Concertación para el Desarrollo (ACD) en el marco de un pedido de informes en torno a la situación controversial de esa institución. En las respuestas del pedido de explicaciones Arroyo solicité que se explicite a qué situación se hace referencia ante la preguntas sobre las medidas que debieran implementarse en relación al funcionamiento.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Reclamos y falencias en el Caina Femenino