Reconoció ante el juez ser el autor



VIEDMA (AV).- A tres años de prisión en suspenso fue condenado un hombre de 34 años por el delito de "abuso sexual agravado". La víctima resultó ser su hijastra, razón por la cual no se da a conocer la identidad del hombre a los efectos de preservar a la jovencita menor de edad.

En el marco de juicio abreviado, el hombre reconoció ser responsable de los hechos que se le adjudican, aceptó la calificación impuesta y la condena.

Los hechos ocurrieron en un barrio de Viedma en fecha no precisada con exactitud pero ubicable durante aproximadamente un año entre 2004 y 2005. El hombre manoseó en sus partes íntimas en más de una oportunidad a su hijastra que había reconocido como propia. En otras ocasiones la obligó a desnudarse y bañarse ante él. La adolescente relató también que en esas ocasiones solía tocarla.

La mayoría de las veces la llevaba al baño de la casa donde vivían, y allí le daba directivas sobre lo que tenía que hacer. La negativa de la jovencita enfurecía al hombre y relató haber sido golpeada por él. Relató haber sido tomada del cuello con fuerza en una actitud como para ahorcarla.

La víctima que al momento del hecho tenía 15 años detalló que los manoseos ocurrían cuando su madre estaba trabajando y que empezaron a esa edad. También su mamá se casó con este hombre cuando ella era muy chiquita y que desde entonces los tres vivieron juntos. Aseguró que le tenía miedo y que también había sufrido maltrato de parte del imputado.


Comentarios


Reconoció ante el juez ser el autor