Reconstruyeron la balacera en que murieron jóvenes cipoleños

Tratan de determinar la trayectoria de los disparos





Miguel Gambera

El juez Herrera, la fiscal Lucía y la asesora de Menores Alicia Merino participaron de la diligencia.

CIPOLLETTI (AC).- Un equipo de peritos especializados en Criminalística realizó ayer la reconstrucción de la balacera que ocurrió el viernes en el barrio Don Bosco. Como consecuencia de ese ataque murieron dos jóvenes de 20 y 21 años que se encontraban en el patio de una vivienda. El resultado de las pericias será fundamental para la investigación. El gabinete de Criminalística de la Policía reprodujo las circunstancias en las que fueron baleados Daniel Morales y Maximiliano Ruiz Díaz. Los jóvenes estaban en una casa de la calle José Hernández casi esquina Ecuador, del barrio Don Bosco. En ese contexto, pasó un automóvil a alta velocidad y desde el interior del vehículo se efectuaron disparos, con un arma de grueso calibre. Los moradores de la vivienda escucharon las detonaciones del arma de fuego y cuando salieron afuera los jóvenes ya estaban desmayados, gravemente heridos. Enseguida una ambulancia trasladó a las víctimas hasta el hospital de Cipolletti. El diagnóstico de los médicos fue poco alentador. Finalmente el domingo murió Daniel Morales y el martes a la tarde falleció Maximiliano Ruiz Díaz. Ayer, el juez Gustavo Herrera, la fiscal Rita Lucía, la asesora de menores Alicia Merino y el secretario penal Ramón Sales participaron de la medida judicial. Los testigos de la balacera aportaron datos sobre lo que ocurrió en la tarde del viernes. La Policía colocó una faja de seguridad en el ingreso a la vivienda y en el patio se realizaron algunas mediciones. Un experto en balística tratará de reproducir la trayectoria que recorrió el disparo. Mientras tanto el coche que el sábado apareció abandonado en Fernández Oro está siendo analizado por los investigadores. Presumen que ese vehículo, un Ford Escort rojo, fue utilizado para escapar de las escena del crimen. La Policía también realiza averiguaciones sobre los mensajes que aparecieron en una casa de la calle Primeros Pobladores. Las pintadas acusan a un mendocino y dan cuenta de un problema vinculado a la venta de drogas.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Reconstruyeron la balacera en que murieron jóvenes cipoleños