Recordaron a René Favaloro

En Jacinto Aráuz se realizó la ceremonia principal



#

Gentileza

Del homenaje en Neuquén participaron funcionarios y una sobrina del cardiólogo.

BUENOS AIRES y SANTA ROSA- El cardiólogo René Favaloro fue recordado ayer en el décimo aniversario de su muerte con actos en diferentes puntos del país, uno de ellos en el pueblo pampeano Jacinto Aráuz, donde trabajó como médico rural, mientras la provincia de Buenos Aires puso en marcha un plan contra enfermedades cardiovasculares. En la región hubo un acto en Neuquén capital. (Ver aparte).

Uno de los actos en homenaje al cardiólogo, autor del primer trasplante de corazón en el país y precursor en el uso de la técnica quirúrgica de by-pass aortocoronario, fue realizado en el pueblo pampeano donde se encuentran sus cenizas, en el predio de Monte Pena.

El homenaje se hizo frente al centro médico y vivienda que habitó Favaloro cuando en 1950 se radicó en el pueblo, ubicado en el extremo sudeste de La Pampa.

El médico fue recordado por su amigo, el artista plástico Eduardo Ferma, autor del monumento que se encuentra en el pueblo dedicado a Favaloro.

El gobernador Daniel Scioli descubrió un busto en homenaje al médico en el Hospital El Dique de Ensenada y puso su nombre al Centro de Prevención y Rehabilitación de Enfermedades Cardiovasculares, que funciona en el centro de salud.

Allí Scioli y el viceministro de Salud provincial, Sergio Alejandre, firmaron un convenio de cooperación con la Fundación Cardiológica Argentina.

El Programa Provincial de Prevención de Enfermedades Coronarias, promoverá en el distrito las actividades preventivas que realiza la Fundación Cardiológica, informó el ministerio en un comunicado.

Favaloro se suicidó el 29 de julio de 2000 con un disparo en el pecho, cuando se encontraba en su domicilio del barrio porteño de Barrio Parque. El médico escribió tres cartas, una de ellas al entonces presidente Fernando de la Rúa, a quien pidió que “influya para conseguir una donación urgente”, a raíz de la quiebra que atravesaba la fundación que presidía.

El actual director de la Fundación Favaloro, Eduardo Raimondi, dijo en declaraciones a la prensa que la mayoría de los inconvenientes económicos que atravesaba la entidad cuando se suicidó Favaloro “fueron resueltos”.

La Fundación le permitió al propio doctor formar más de 400 médicos residentes bajo su supervisión, atender más de 347.725 consultas, 273.276 estudios no invasivos, 19.262 cateterismos, 5.894 cateterismos terapéuticos, 470 trasplantes y 20.174 cirugías. (DyN/AN)


Comentarios


Recordaron a René Favaloro