Recorte de la Fed favorecería el ingreso de capitales

De todos modos, la incertidumbre será hasta junio. El panorama lo trazó la consultora Deloitte.

#

Los costos financieros de la actual crisis podrían seguir creciendo, pero la selectividad a la hora de invertir favorecería al país, analizan.

BUENOS AIRES (DyN) - El recorte de la tasa de interés decidido por la Reserva Federal de los Estados Unidos favorecerá el ingreso de capitales al país, aún cuando la incertidumbre en los mercados globales se mantenga hasta mediados de año.

Así lo destacó la consultora Deloitte, que precisó que la desaceleración que se vislumbra en la economía de los Estados Unidos, sumada al importante recorte de tasa que aplicó la Fed en una semana, llevándola de 4,25 a 3 por ciento, tendrá un efecto positivo para la Argentina porque empujará a un mayor ingreso de capitales.

Asimismo, el aumento de la liquidez reduciría las tasas de interés favoreciendo al mercado de emisiones de deuda local.

De acuerdo con el análisis, la incertidumbre que se adueñó de los mercados en todo el mundo desde que se inició el año persistirá durante todo el primer semestre.

La bonanza que se venía dando durante los últimos años en los mercados financieros comenzó a mostrar fuertes signos de debilidad en 2007.

Los ojos están puestos en la economía norteamericana y los economistas comienzan a poner sobre la mesa nuevamente la posibilidad de que los Estados Unidos entren en recesión.

Para el sector financiero esa recesión comenzó en diciembre, mientras que los empresarios aún se mantienen optimistas de cara al futuro.

El resultado final es muy importante para los mercados por la influencia comercial que tiene Estados Unidos con el resto del mundo.

La curva de rendimientos en ese país aún refleja una leve pendiente positiva ya que el escenario más probable a futuro podría ser el de una desaceleración de la economía.

Sin embargo, la reacción de largo es menor a las expectativas de corto plazo y por eso todavía la curva sigue quebrada.

Esto es negativo para durations bajas y positiva para las largas. Para Deloitte, 2008 va a ser fácil ya que lo que el mercado estima es una desaceleración de la economía mundial, liderada por la economía norteamericana.

Sin embargo, sobre la mesa aparecen diversos escenarios macroeconómicos para los Estados Unidos, como un aterrizaje suave, una recesión o una estanflación.

Por este motivo la incertidumbre en los mercados globales podría mantenerse en el primer semestre de 2008. Con ello los costos financieros podrían seguir creciendo, pero la selectividad a la hora de invertir continuará favoreciendo a aquellos con buenos Fundamentals.

Un ejemplo de ello son las emisiones realizadas por el gobierno mexicano y por la empresa estatal Petrobras, que pagaron menores tasas a comienzos de 2008.

En este contexto, otro análisis privado sobre la crisis financiera mundial advierte que la "principal señal de alerta" para la Argentina "es el comportamiento futuro de los precios de los commodities".

El estudio, elaborado por la consultora Abeceb.com, indica que los precios de los commodities -tanto industriales como agropecuarios- "tuvieron un crecimiento considerable durante los últimos siete años".

"Sin embargo, los valores máximos ya se habrían alcanzado. Desde 2008 en adelante, podría observarse una desaceleración en la tasa de crecimiento de las cotizaciones", dice el estudio.

El trabajo advierte que el avance de los precios de los commodities "no responde únicamente a la mayor demanda mundial de estos bienes", sino también a la "liquidez de los mercados en los últimos años".

Así estima que "frente al nuevo escenario de restricción en la liquidez internacional, la salida de los capitales especulativos que presionaban los precios hacia arriba puede generar una merma en los valores".

"Ya se ha verificado una baja en las cotizaciones de estos productos, que se revirtió levemente luego de la reducción de las tasas de interés de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos", indica Abeceb.com.

Con relación a los commodities agropecuarios, la entidad considera que "son los de mayor importancia en cuanto a su incidencia en las exportaciones, la recaudación a partir de retenciones y el derrame de la industria agrícola-industrial en todo el país".

"El precio de la soja refleja el avance en la superficie sembrada del maíz sobre la oleaginosa. La mayor previsión de consumo de etanol al momento de tomar la decisión de siembra provocará una caída de más de 18 por ciento de la producción sojera", dice la consultora.

Agrega que en ese escenario caerá "el stock/consumo mundial a 8,8 por ciento, equivalente a una provisión para sólo 32 días mientras que, en la campaña anterior, esa cifra era más del triple de jornadas".

"Así, la menor producción norteamericana de soja eleva su precio y genera una buena oportunidad para la Argentina y Brasil de cubrir la demanda excedente", estima Abeceb.com.

Por otro lado dice que en maíz, podría haber "un descenso del precio si la proyección de consumo de etanol en Estados Unidos cayera por la desaceleración del Producto Bruto Interno (PBI) de ese país".

Sin embargo, considera que "la caída de la actividad norteamericana debería ser muy profunda para que esto ocurriera".


Comentarios


Recorte de la Fed favorecería el ingreso de capitales