Recrudece en Francia la lucha por la sucesión del presidente Chirac



PARíS.- Oficialmente no es más que un “problema de visión ligero y temporal”, pero a nivel político el presidente francés, Jacques Chirac, está casi ya en su lecho de muerte.

Desde que se dio a conocer que el “viejo Bulldozer” de los neogaullistas está siendo tratado en el hospital militar parisino de Val-de-Grace, se ha desatado la lucha abierta por su sucesión. Y es que ahora queda prácticamente descartada una nueva candidatura de este político de 72 años para las elecciones presidenciales de 2007, lo que por otra parte habría seguido protegiendo a Chirac del acecho judicial por el caso de financiación ilegal de su partid en los años 90.

En una dura caricatura que ocupa la mitad de la portada, el diario parisino “Libération” muestra a un Chirac dando sus últimos estertores en la cama. Al borde de ésta se aferran dos buitres que se miran con malicia: el primer ministro, Dominique de Villepin, y el ministro del Interior, Ni

colas Sarkozy.

El tabloide “France Soir” no es mucho más amable y titula: “Sarko-Villepin: la guerra ha comenzado”.

Aunque de manera educada, los dos políticos de pura sangre pugnaron este fin de semana durante el congreso de la juventud del gubernamental partido UMP por colocarse en la “pole position”. Mientras que el indomable Sarkozy exige una “ruptura” sin compromisos con los 30 años de “chiraquismo”, el veterano diplomático Villepin aboga por un “cambio dentro de la continuidad” de los neogaullistas.

Por segunda vez en pocos días Villepin logró sumar puntos. “Speedy Sarko” pretendía aprovechar el congreso para, como jefe del UMP, presentarse como la fuerza motora del gobierno con arriesgadas propuestas de reformas y mostrar a Chirac y a Villepin, su hombre de confianza, como los representantes inamovibles del ayer. Pero las cosas sucedieron de manera muy distinta.

Para empezar, el pasado jueves Villepin presentó un amplio programa de reformas impositivas y sociales, quitándole así a su archirrival gran parte de su impulso. Después, el internamiento de Chirac en un hospital frustró el plan de Sarkozy de atacar frontalmente al “viejo” y a su rumbo político desde la tribuna del congreso. (DPA)

Saldrá del hospital “en unos días”

PARíS.- Tres días luego de ser internado en el hospital militar de Val-de Grace, el presidente francés, Jacques Chirac, está en camino de recuperarse, indicaron ayer sus médicos.

El estado de salud de Chirac toma “un desarrollo muy satisfactorio”, dijo la médica en jefe Anne Robert.

El “pequeño desajuste en un vaso sanguíneo en el cerebro” es “un pequeño derrame sanguíneo” cuyas consecuencias clínicas están retrocediendo. En “unos días” el presidente podrá abandonar la clínica, agregó.

Tras el leve accidente vascular que le afectó la visión en un ojo, Chirac pasó bien la noche. Luego de ser internado el viernes pasado, delegó temporalmente la dirección del gabinete al primer ministro, Dominique de Villepin. Pero el domingo recibió a sus colaboradores y estudió el caso del incendio de un edificio en París, que dejó 16 muertos, indicó el Palacio del Elíseo.

Asimismo, el presidente de 72 años canceló todos los compromisos de la semana. La mujer de Chirac, Bernadette, visitó el domingo a su esposo en el hospital y Villepin aseguró que Chirac está “en buena forma”. (DyN)


Comentarios


Recrudece en Francia la lucha por la sucesión del presidente Chirac