Recuerdan marcha en defensa de la democracia

Fue inaugurado ayer por la municipalidad el hito que recuerda la mayor movilización de la historia de Neuquén, realizada en Semana Santa de 1987 contra el levantamiento carapintada.



#

El acto principal se desarrolló en la vereda de la Casa de Gobierno sobre la calle La Rioja.

NEUQUÉN (AN).- La defensa de la democracia que realizaron cerca de 40.000 personas en Semana Santa de 1987, durante el levantamiento de los militares carapintadas, y la convocatoria a defender las instituciones que hizo el por entonces gobernador Felipe Sapag fueron parte del argumento central para la inauguración ayer del décimo hito de la identidad, la propuesta de la secretaría de Derechos Humanos del municipio para el rescate histórico y la construcción del sentido de pertenencia en la capital provincial.

El acto se desarrolló en la vereda de la Casa de Gobierno que da a calle La Rioja, precisamente rememorando aquellas declaraciones radiales de Sapag, en las que ordenó la apertura del edificio, ante la posible irrupción de un nuevo golpe militar, para “que el pueblo defienda la democracia”.

Estuvieron presentes el intendente Martín Farizano, el secretario de Derechos Humanos, David Lugones, la subsecretaria Claudia Genoud, además de Silvia y Luis Sapag, quienes recordaron a su padre, Felipe. También la ministra de Coordinación de la provincia, Zulma Reina, y los subsecretarios de Derechos Humanos, Gabriel Gastaminza y de Gobierno, Mariano Gaido.

Lugones dijo que lo “verdaderamente importante” de aquellos días tuvo que ver con lo “que ocurrió acá adentro” (la Gobernación), aludiendo a cómo la ciudadanía salió a defender la institucionalidad recuperada en 1983.

Señaló que los hitos de la identidad promovidos por la actual gestión del gobierno municipal, al margen de construir identidad, son faros ineludibles que “interpelan el presente” y permiten entenderlo de una forma más completa y abarcativa.

Uno de los momentos más emotivos de la mañana estuvo dado por la intervención de Silvia Sapag, quien rememoró las cinco gestiones como gobernador de su padre, y recordó a su hermano Enrique, asesinado durante la dictadura militar, al igual que su otro hermano, Ricardo. Otro tanto hizo Luis, electo diputado provincial.

En rigor, la inauguración se desarrolló en dos etapas: luego de este primer tramo de la mañana, parte del grupo se trasladó a la municipalidad, ya que sobre la avenida argentina, está el hito que conmemora la que es señalada como la manifestación más grande de la historia de la ciudad, que tuvo lugar también en esos días de 1987.

Lugones planteó que el Concejo Deliberante recibirá un proyecto de ordenanza para que en la próxima gestión “se siga construyendo identidad”.


Comentarios


Recuerdan marcha en defensa de la democracia