Recuperación de las cejas con “microblading”

El objetivo de toda persona de verse bien y sentirse bien se logra cuando hay una correspondencia entre lo físico y las expectativas emocionales.

Pero no siempre sucede así y de eso sabe mucho Daiana Reinmöller, quien con su instituto DR Estética & Spa, en Cipolletti, cumple 10 años de brindar tratamientos faciales y corporales transformadores. Y como aniversario especial que es, piensa celebrarlo el 12 de noviembre con un gran té - fiesta al que estarán invitadas muchas de sus clientas, procedentes también de otras ciudades como Neuquén, Roca y hasta Bariloche.

“Cuando comencé solo hacía depilación con cera, veo todo lo que construí y no lo puedo creer. El apoyo de mis clientas fue fundamental”. Nacida y criada en Cipolletti, esta joven empresaria de 31 años apuesta al Valle y considera seriamente expandir su marca. Para ello respalda su práctica en capacitaciones realizadas en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y pasantías en el Hospital Israelita. Es frecuente su aparición en los medios locales con recomendaciones de estética y vida saludable.

Actualmente sus esfuerzos comerciales y profesionales están focalizados en desarrollar al máximo los tratamientos de maquillaje semipermanente en cejas, labios y ojos.

El “microblading” es una técnica manual para perfilar y/o engrosar el dibujo de las cejas en aquellas personas que por alguna dolencia o contingencia han perdido los pelos en esa zona del rostro. Los resultados se mantienen por dos años.

La “microdermopigmentación”, en cambio, se realiza con un dispositivo llamado dermógrafo. El delineado semipermanente de ojos dura entre 8 y 10 años.

“Nosotros asesoramos cuál es la técnica ideal para cada persona”, enfatiza Daiana, siempre luego de una evaluación del tipo de piel, su pigmentación natural, si es deportista o realiza alguna actividad al aire libre y cuál es el efecto final que desea la clienta.

“Puede ser algo totalmente natural o un poco más notorio”.

El trabajo se realiza en una consulta de 2 horas y 45 días después la persona vuelve a una sesión de retoque “ para asegurarnos que quede perfecto”.

Actualmente Daiana Reinmöller se está capacitando en Buenos Aires para realizar trabajos en reconstrucción de la areola y pezón en mujeres que han pasado por una operación de mamas a raíz de un cáncer.


Comentarios


Recuperación de las cejas con “microblading”