Reducción de sueldo de Evo Morales gana adeptos y detractores

La decisión del presidente de Bolivia, Evo Morales, de reducir su sueldo y el de los funcionarios de Estado ganó ayer adeptos entre algunos sectores, mientras que otros la calificaron como "demagógica".

Morales promulgó el jueves un decreto que fija su sueldo en 15.000 bolivianos (unos 1.856 dólares) a partir del 1 de marzo venidero, muy por debajo de los 34.900 bolivianos (4.319 dólares) previstos para el jefe de Estado.

La medida, que cumplió con una de las promesas del mandatario durante su campaña, fue respaldada en parte por legisladores de Unidad Nacional (UN), mientras voceros del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) dejaron entrever su desacuerdo.

"Hemos comprometido como Unidad Nacional apoyar la reducción de las dietas (salarios) de los parlamentarios, siempre y cuando también en el poder Ejecutivo se tomen las medidas correspondientes y en el poder Judicial", indicó el senador de UN Angel Villavicencio.

El diputado Peter Maldonado, también de UN, consideró que la rebaja salarial debería bordear el 50 ó 40 por ciento. "El presidente se rebaja su sueldo en 57 por ciento y los directores generales se rebajan en 23 por ciento. Conducentes a esa lógica, nosotros pretendemos de que la rebaja debería estar entre un 50 y un 40 ó 45 por ciento para los diputados titulares", sostuvo.

Mario Justiniano, diputado del MNR, se declaró contrario a esa determinación, que tildó de "demagógica". "Va a ser bastante complicado de poder cumplir", consideró Justiniano, quien citó el caso de un parlamentario que no pueda desempeñar otra función, deba trasladarse a La Paz y dejar a la familia "en otro lugar". "(En) cinco mil bolivianos (unos 618 dólares) que quede el sueldo para poder estar a tono con lo que en este caso (...) es una acción demagógica", aseguró. (DPA)


Comentarios


Reducción de sueldo de Evo Morales gana adeptos y detractores