Alivio para 133 obreros de una pesquera

La empresa Río Salado retomó sus actividades, después de varios meses de incertidumbre. Habrá pagos semanales.

03 ago 2018 - 00:00

Finalmente, luego de varios meses de inactividad, la firma pesquera Río Salado reabrió sus puertas, permitiendo que los 133 obreros que dependían de esa fuente laboral mantengan firmes sus puestos de trabajo.

Las tareas en la pesquera se retomaron el martes.

Los fileteros se mantuvieron activos durante dos jornadas procesando las capturas que llegaron a través de las dos embarcaciones con las que ahora cuenta la empresa.

La producción se reiniciará durante la jornada de hoy, cuando vuelvan a ingresar las naves cargadas de pescado, debido a que hasta el momento se están dedicando a trabajar merluza.

Además, hubo acuerdo con respecto a las sumas que quedaban pendientes, porque no llegaron a cubrirse con el dinero que aportó la Provincia a través de un crédito proveniente del Fondo Nacional Pesquero.

“Nos debían dos meses (junio y julio), más el aguinaldo. Y resolvimos que pagarán esto semanalmente, como si fuera un ‘garantizado’ (suma fija que no depende del dinero que surja por productividad)”, informó Adriana, una de las fileteras de la planta.

La trabajadora detalló que el monto de los meses adeudados sería similar al de cuatro de estos ‘garantizados’, que en el caso de los fileteros son de alrededor de $ 6.710. Cuando cubran eso, seguirán pagando los aguinaldos mediante el mismo sistema.

Por otra parte, el actual titular de la pesquera, Franco Massari, acordó también que los obreros que tengan vacaciones pendientes no se las tomarán por el momento. Es que, según confió la misma filetera “se necesita que todo el plantel completo esté trabajando a pleno en esta reactivación”.

Cabe recordar que meses atrás la planta se paralizó por una puja que tuvo lugar entre las autoridades, los trabajadores y el gremio que los nuclea.

Los dos últimos actores se negaron a la incorporación de cooperativas para efectuar parte de la producción, para que no se “pauperizaran” los puestos laborales.

Luego de esto, la empresa siguió cerrada alegando conflictos financieros.

Finalmente, mediante un crédito de alrededor de $5.000.000 que le otorgó el Estado provincial (que deberá devolver tras un lapso de gracia) la firma pagó cuatro de las quincenas caídas.

Las actividades recién se retomaron luego de casi un mes de la entrega de estos fondos.

Salvataje
5.000.000
pesos fue el crédito que otorgó el Estado provincial a los responsables de la firma.
6.710
pesos les debían a los fileteros de la empresa, además de los aguinaldos.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.