Casas “pegadas” al asfalto en la Ruta 22: hay nuevos conflictos

Vialidad mantiene tres disputas simultáneas entre Cipolletti y Fernández Oro. Una familia fue intimada a desalojar en diez días su vivienda, que luego sería demolida. Anticipan que resistirán.

29 jun 2018 - 23:36

No sólo faltan recursos económicos, vistos buenos ambientales y acuerdos políticos. La transformación de la Ruta 22 en el Alto Valle también está demorada por los conflictos judiciales que Vialidad Nacional tiene con aquellos que viven desde hace años muy cerca del asfalto. La última de esas batallas comenzó hace diez días cerca de Cipolletti y todo indica que será extensa, porque la familia intimada a dejar su vivienda aseguró que resistirá hasta las últimas consecuencias.

Según informaron ayer fuentes oficiales, actualmente hay tres disputas abiertas en el tramo Fernández Oro-Cipolletti, por la presencia de construcciones en zona de camino.

Nota Relacionada: Dietrich promete reactivar la obra de la Ruta 22 y culpó a Martín Soria

Dos de ellas –en Fernández Oro y en Puente 83– afectan directamente el proyecto de autopista, que actualmente está paralizado pero que Nación prometió reactivar dentro de un mes.

El tercer caso se registra en el kilómetro 1.213, ubicado dentro del tramo que todavía no se licitó, porque todavía no se anunció oficialmente si la autopista pasará por allí o se desviará para conectar con el Tercer Puente.

Pero más allá de eso, Vialidad Nacional inició actuaciones para despejar el sector donde está la casa de Ángela Rivas y su familia, en un predio que alberga también a una parrilla.

“Yo no me voy a ir de acá, esto es un atropello”, aseguró la mujer ayer ante “Río Negro”, afirmando tener todos los papeles de la propiedad en regla.

Sin embargo, desde el organismo nacional sostienen que la construcción se encuentra sobre tierras declaradas de utilidad pública y que la ocupación es ilegal.

Nota Relacionada: Soria: “los ministros de Macri se creen que la gente es tonta”

La intimación –detallaron fuentes oficiales– surgió luego de relevamiento reciente, en el que se confirmó que el inmueble está dentro de la zona de camino.

Ese procedimiento se cumplió hace ocho días, cuando una comitiva del organismo llegó para decirle a Rivas que tenia que desalojar y demoler la casa que habita junto a su familia.

La mujer se mostró molesta ayer, afirmando que los referentes de Vialidad llegaron a su casa y sin identificarse le pidieron que firme la intimación, a lo cual se negó. “Me di cuenta que eran de Vialidad por la camioneta en la que llegaron, pero nunca me comentaron cuál era la situación. Entendí todo cuando se fueron y puede leer el documento”, afirmó.

La notificación detalla que el terreno que la familia habita no se encuentra autorizado por la Dirección Nacional de Vialidad, por lo que su ocupación tendría carácter de ilegal. Ademas menciona que la construcción implica un peligro para todos los usuarios de la Ruta 22, motivo por el cual exigen desalojar completamente la zona en el periodo de 10 días hábiles.

“Yo soy empleada domestica y mi marido vive de changas y compramos esta casa de buena fe”, sostuvo Rivas mientras explicaba todos los sacrificios que hacen para enfrentar la situación actual del país.

Nota Relacionada: El caos que generan los cruces y bajadas de la Ruta 22 en Neuquén

La familia vive allí hace cuatro años, cuando decidieron comprar el inmueble para poder trabajar. Como nunca lograron la habilitación necesaria, reacondicionaron el espacio como vivienda, donde vive Angela junto a su marido, su padre y una hija de 8 años.

“Si nos desalojan no contamos con los recursos para irnos a vivir a otra casa, estamos en una situación muy desesperante y queremos que el intendente Aníbal Tortoriello se responsabilice por nosotros”, dijo la mujer.

Ademas manifestó que esperan que Vialidad responda la nota que elaboró el abogado de la Defensoría del Pueblo de Río Negro, donde se solicita una prórroga de las medidas tomadas.

“Hasta el momento no nos responden, pero estamos esperando que nos permitan dialogar. Nosotros somos gente humilde y queremos negociar en buenos términos y no de manera arrogante”, finalizó.

Soria, sólo en redes sociales
El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, había afirmado el jueves que las obras de ampliación de la Ruta 22 no avanzaban “por razones políticas”.
“Nos encontramos con situaciones excepcionales, con intendentes que limitan el avance del progreso. Roca es un lugar en el que nos ha pasado”, sostuvo.
Ayer el intendente Martín Soria respondió en redes sociales que “los ministros de Macri creen que la gente es tonta”.
“Río Negro” quiso entrevistar al mandatario para profundizar sobre el tema, pero el pedido gestionado a través de la Dirección de Prensa terminó con una nueva negativa al diálogo.
“No entendemos por qué llegamos a esto, tenemos los papeles de la compra de la casa y comprobantes de todos los servicios al día”.
Ángela Rivas, vecina intimada a desalojar su casa en el kilómetro 1213.
Cipolletti / Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.