Comenzaron a derribar las cabinas de peaje en la Ruta 7

05 oct 2011 - 00:00

CENTENARIO (ACE).- Una cuadrilla de operarios a bordo de maquinarias y con herramientas pesadas comenzó ayer el desmantelamiento de las cabinas del peaje sobre la Ruta 7, a la altura del barrio 11 de octubre de esta localidad. La tarea concluirá en “unos 10 ó 15 días”, confirmó ayer el subsecretario de Planificación y Servicios Públicos, Gustavo Nagel. El edificio de oficinas quedará para el uso de Vialidad de la Provincia, que deberá encargarse de las tareas de mantenimiento, seguridad vial en el corredor e iluminación del tramo que fue concesionado en 1994 a Caminos del Comahue, cuando construyó la multitrocha. El peaje se comenzó a cobrar en 1996. Según aseguró el funcionario, en cuando termine el “proceso de desvinculación” de los trabajadores de Corredores Viales del Neuquén –que recibió el traspaso del contrato de Caminos del Comahue–, se va a trabajar en la elaboración de un acuerdo entre la provincia y la firma “para trabajar en los juicios cruzados, y si esas comisiones no llegan a un acuerdo, se va a buscar un tribunal arbitral para que medie y encuadre la solución de fondo de estos reclamos que tienen más de 15 años”. Nagel aseguró que la totalidad de los despedidos habían aceptado la indemnización propuesta. “No hay un trabajador que haya rechazado, los 43 trabajadores aceptaron el acuerdo indemnizatorio y fue homologado en la subsecretaría de Trabajo; aceptaron y firmaron hace 15 días el acuerdo que hace 30 conocían tanto los trabajadores como los representantes de los gremios dígase Uecara, CGT y CTA”, insistió. Consultado por las manifestaciones públicas en las que 17 operarios buscan la continuidad laboral comprometida en febrero, el subsecretario sostuvo que “se deben a un grupo o algunos representantes de la CTA que son demagogos, anárquicos y utilizan esas prácticas de nazis para andar amedrentando y presionado a los funcionarios públicos cuando se hace lo que se tiene que hacer”. El funcionario detalló que hace 15 días que se programó el derrumbamiento de las cabinas de cobro “para facilitar el flujo de vehículos y trabajar en la seguridad, es un trabajo que la gente del CTA no nos permitió iniciar, poniendo en riesgo a todos los usuarios que pasaba por lugares que son bastante complicados de transitar”, sostuvo.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.